¿Qué aporta la Imagen Molecular de mama a la cirugía oncológica?

Noviembre 2017

¿Qué ha aportado la imagen molecular de mama al diagnóstico y tratamiento del cáncer de mama actual?

Muchas mujeres presentan tejido denso en la mamografía lo que disminuye la sensibilidad en la detección del cáncer de mama. Esto dificulta el obtener una imagen precisa para localizar el cáncer. La mama densa es una problemática entre mujeres jóvenes, que usualmente se asocian a subtipos de cáncer de mama más agresivos. Con el fin de solventar este problema, la imagen molecular de mama (MBI) es necesaria para delimitar claramente el tamaño del tumor, lo que puede influir en la decisión de tratar al paciente con terapias neo-adyuvantes o bien directamente con cirugía. Además, existe un riesgo bajo, pero real (2-5%) de un segundo cáncer de mama ipsilateral o contralateral, que no se detecta en la mamografía convencional. 

Durante el tratamiento con neo - adyuvancia, la imagen molecular de la mama (MBI) se usa para medir la efectividad del tratamiento. El objetivo de la quimioterapia, es reducir el tamaño del tumor. En pacientes que reciben hormonoterapia neo-adyuvante, el tumor se reduce muy lentamente y la mejor forma de saber si el tratamiento está funcionando o no es a través de la imagen molecular. Puede ser complicado evaluar la respuesta de un tumor en una mama densa, por lo que en estos casos la imagen molecular es esencial para medir la efectividad.

Por ultimo, MBI se usa para el seguimiento de las pacientes que hayan tenido cáncer de mama. Tras una cirugía conservadora, la mama presenta una cicatriz que a menudo puede ser confundida con una recurrencia. La imagen molecular de la mama puede determinar si las células de la cicatriz muestran una elevada actividad metabólica y por lo tanto son sospechosas, o si por el contrario es metabólicamente inactiva y no hay recurrencia. 

Cuál es el valor añadido de las imágenes moleculares, ¿cómo le ayudan a personalizar la cirugía de mama, Dr. Beitsch?

MBI permite la delimitación precisa de la extensión del cáncer, éste puede encontrarse de forma insospechada próximo a la pared torácica o a la piel. Los segundos cánceres o los tumores contralaterales, también pueden influir en la planificación del tratamiento y cambiar de una cirugía inmediata a una cirugía posterior a la terapia neo-adyuvante. Las técnicas oncoplásticas de última generación requieren una localización muy precisa del cáncer, ya que el tejido de la mama a menudo se reorganiza y encontrar la ubicación exacta de un margen positivo puede resultar complicado. 

Actualmente se usan diversas técnicas convencionales para manejar el cáncer de mama, pero, ¿qué limitaciones encuentra en estas técnicas?

La mamografía convencional presenta diversas dificultades, pero también existen problemas con la resonancia magnética de mama. Las mujeres jóvenes, y por lo tanto premenopáusicas, que estén en la fase lútea, suelen tener una alta captación en tejido mamario completamente normal, lo que es confuso, mientras que la MBI es independiente del ciclo. La resonancia magnética es incompatible con ciertos implantes como son los marcapasos, desfibriladores o implantes cocleares, los que tampoco se ven afectados por la imagen molecular de la mama. Tengo muchas pacientes que son claustrofóbicas y encuentran una prueba como la resonancia magnética difícil de soportar. Últimamente, muchas pacientes han resaltado su preocupación sobre la situación de la retención no patológica del contraste, llegando, alguna de las pacientes, a declinar la prueba por temor a un resultado incierto.

Qué mujeres pueden beneficiarse de la tecnología PET dedicada a la mama?

Las pacientes que suelo seleccionar para la imagen molecular de mama son pacientes que muestran tejido mamario denso en la mamografía. Además, si tengo dudas sobre una lesión multifocal (por ejemplo en pacientes con mutación genética) o si hemos decidido un abordaje del tumor con terapia neo-adyuvante; la imagen molecular de mama, Nos permite monitorizar la respuesta al tratamiento. Por último, la cicatriz de una tumeroctomía puede ser difícil de diferenciar de una recurrencia, por lo que muchas pacientes con cirugía conservadora de la mama se realizan una prueba de imagen molecular de la mama anualmente.

Oncovision estará presente en el Congreso ALASBIMN e invita a todos los lectores a visitar su booth C9 donde podrá descubrir más sobre Mammi.