Entrevista a Juan Carlos Ramírez-Giraldo

Diciembre 2017

Juan Carlos Ramírez-Giraldo, científico staff de Siemens Healthineers en Estados Unidos, presentó durante el Congreso Chileno de Radiología 2017 en la ciudad de Santiago de Chile los últimos avances en energía dual para tomografía computarizada y en conversación con Diagnóstico Journal explicó qué hace a esta técnica algo tan innovador en el campo de la imagenología médica. 

La técnica de energía dual se viene implementando comercialmente desde hace más de diez años y según explica Ramírez, la razón por la que es tan interesante es porque provee información adicional a los radiólogos, “si bien la tomografía convencional presenta una muy alta calidad para imágenes anatómicas, con la energía dual se entrega una información funcional que normalmente no es posible obtener con imágenes de tomografía convencional”, afirma.

Durante el simposio que llevó por nombre "TC con Energía Dual: ¿Cómo va a cambiar su práctica radiológica?", Ramírez explicó de qué manera Siemens ha desarrollado diferentes técnicas con las cuales es posible adquirir tomografía computarizada de energía dual, siendo que inicialmente los escáneres con los que era posible este tipo de adquisición especial eran los sistemas doble fuente, los equipos de más alta tecnología con los que cuenta Siemens. Sin embargo, en vista de la importancia de esta técnica y el uso que se le puede dar en lo clínico, han sido desarrolladas otras tecnologías que permiten adquirir este tipo de imágenes de energía dual con sistemas de más bajo costo, contando incluso con la posibilidad de obtenerla en sistemas más básicos, como el Somatom Go o el Scope, al igual que en sistemas de rango medio como la plataforma del Somatom AS, por ejemplo. 

“La idea estratégica de tener energía dual para diferentes tipos de escáner, no sólo los de más alta tecnología, es que permite así a los distintos centros hospitalarios en diferentes partes del mundo acceder a esta tecnología de punta” explica Ramírez, “pudiéndose utilizar en su práctica diaria, con los beneficios que provee (...) Por supuesto en esos equipos de más alta tecnología, los equipos doble fuente en nuestro caso, como el Somatom Force o el Somatom Drive obviamente el performance que se obtiene es superior, pero eso no quita que con otros sistemas se pueda obtener la técnica y llevar sus beneficios”.

Continuando con el tema, la segunda parte de la charla fue enfocada hacia los tipos de imágenes de energía dual que se generan, por lo que Ramírez puso la atención en imágenes utilizadas para lograr un diagnóstico más fácilmente, permitiendo al radiólogo identificar de mejor manera la presencia de un tumor o, en otros casos, pudiendo disminuir artefactos en las imágenes, citando el ejemplo de un paciente con implante metálico en su cuerpo, el cual usualmente genera ruidos y deteriora la calidad de imagen que el radiólogo ve, cosa que al utilizar energía dual es posible evitar de forma que la imagen se vea mucho más parecida a cómo se vería si el paciente no tuviera un implante metálico. 

Así mismo, en otros casos la energía dual provee información adicional a la anatómica, como por ejemplo en el caso de un paciente con embolismo pulmonar, no solo es posible ver el detalle anatómico de la parte obstruida sino también el impacto fisiológico en los pulmones. 

Ahora, con respecto a las aplicaciones clínicas de esta técnica, Ramírez compartió algunas de sus experiencias con investigadores con los que trabaja directamente en los Estados Unidos, mostrando algunas presentaciones de la Universidad de Duke donde se ha estado utilizando la energía dual para mejorar la presentación y detección de tumores o lesiones en el hígado o la clasificación de cánceres renales utilizando una mejor caracterización con energía dual. 

Citó también el ejemplo de una doctora en el Hospital Pediátrico de St. Louis quién se encuentra utilizando la energía dual en niños, lo cual es sumamente interesante puesto que demuestra que es una técnica segura para ser utilizada con niños. Igualmente, en el departamento de emergencias el uso de la tomografía con energía dual provee información importante para revelar problemas que originalmente en un escaneo con la tomografía normal no se pueden ver, por ejemplo, detectando mejor ciertos hematomas en pacientes ingresados por trauma. 

De esta manera vemos cómo la tomografía con energía dual es capaz de proveer información funcional de gran relevancia, cosa que para Ramírez es sumamente importante puesto que esto reduciría el número de tests adicionales a los cuales debe someterse el paciente, no sólo presentando una reducción en el tiempo que este debe estar en el hospital sino también generando beneficios económicos, tanto para el paciente como para el servicio de salud que le atiende, generando así un uso más óptimo de los recursos. 

“La energía dual es una técnica que está aquí para quedarse, muchas veces cuando doy estas charlas una de las cosas que explico es que la energía dual no es algo que está de moda, es algo que de verdad se va a quedar y se va a volver cada día más parte de la práctica clínica tradicional” enfatiza Ramírez, “de hecho muchos de los avances científicos que se han dado en los últimos años en el campo de la TC indican que este tipo de técnicas se va a utilizar más comúnmente en el futuro, es lo que los estudios científicos nos sugieren”. 

 

La optimización del workflow para un mejor diagnóstico

Si bien la energía dual lleva entre 10 y 12 años en el mercado con una amplia gama de evidencia clínica publicada respaldando su uso, esta aún no se ha masificado. Es por ello que una de las estrategias implementadas por Siemens ha sido volver la técnica disponible para equipos de gama alta, media y baja, pero también ha estado la tarea de optimizar el workflow. 

“Al utilizar esta técnica fácilmente le pueden mandar al radiólogo muchas series de imágenes adicionales para ver, pero en un momento ellos ya están bien ocupados con el tipo de imágenes que reciben normalmente y enviarles más no es necesariamente bueno”, señala Ramírez, “uno de los últimos avances que hemos tenido entonces ha sido el ser mucho más prudentes, generar un workflow más optimizado, de modo que las imágenes que en realidad van a aportar a que el radiólogo haga un mejor y más rápido diagnóstico son las que se le envían para su lectura. Esto es una parte que hemos desarrollado muchísimo en el caso de Siemens y creemos que va a ayudar a los radiólogos a adoptar más esta técnica, porque como con todo tipo de técnicas nuevas hay una curva de aprendizaje, entonces si hacemos un mejor workflow tanto para los tecnólogos que adquieren las imágenes como para los radiólogos que las leen, a medida que este sea más simplificado y automatizado se va ser mucho más efectivo que lo puedan utilizar”.

Juan Carlos Ramírez trabaja como científico staff en Siemens Healthineers y es parte de un equipo que trabaja con colaboraciones científicas en el campo de la tomografía computarizada en conjunto con algunos de los hospitales universitarios más grandes del país. En sus más de 10 años de experiencia trabajando con tomografía computarizada, cinco de estos años han transcurrido trabajando en el equipo científico de investigación y desarrollo de Siemens, luego de haber pasado la primera mitad de su carrera entrenando como doctor en ciencias con énfasis en temas de física médica en la Clínica Mayo en Massachusetts.