PACS: dos experiencias al futuro del Diagnóstico por Imágenes

Por Barbara Domb.

Noviembre 2011

 

En Argentina, la Clínica San Camilo y el Instituto Argentino de Diagnóstico y Tratamiento, IADT, son dos entidades que han adquirido una solución de Gestión de Imágenes Clínicas (PACS) de Carestream con el objetivo de almacenar, visualizar y administrar imágenes.
Médicos representantes de ambas instituciones compartieron cómo ha sido la experiencia en base al antes y al después de lo que es la incorporación de la solución digital.
 
Clínica San Camilo
El Dr. José Battiston, Director Médico de la clínica, a manera de introducción aclaró que la digitalización de imágenes ha provocado grandes cambios positivos donde la interacción de los médicos se ha vuelto más directa y la forma de archivar la historia clínica del paciente con sus imágenes se ha facilitado.
La Clínica San Camilo es una institución tradicional en constante crecimiento la cual tiene 50 años de funcionamiento, el propósito de los últimos años ha ido encaminado a la renovación y para adquirir el PACS se tuvo que demostrar que esta herramienta iba a ser de utilidad para todos los departamentos/servicios, no solo al médico radiólogo que va a generar mejores imágenes.
Lo primero que tuvieron en cuenta en su espíritu de renovación fue la capacitación del personal, lo segundo la tendencia del mercado. Al implementar PACS se suman estos aspectos, se convierte en una apuesta al futuro donde confluyen diferentes factores y se optimiza el servicio teniendo toda la información del paciente documentada y organizada en un mismo lugar a disposición de los médicos que la soliciten.
 
Un aspecto clave donde el uso de PACS se considera de vital ayuda es en las internaciones, donde el servicio online de las imágenes desde un punto remoto es muy práctico para el médico, además que con la digitalización se logra tener un respaldo de toda la información generada.
“Creo que a la larga siempre uno ve que estas cosas son económicamente mucho más convenientes y por último obviamente mucho más cómodas para toda nuestra gente, para todos nuestros pacientes y obviamente es uno de los pasos para llegar a la historia clínica informatizada”, comentó el Dr. Antonio Moreno, Jefe del departamento de Diagnóstico por Imágenes de la Clínica San Camilo.
La experiencia en la institución fue por etapas, de acuerdo con las necesidades de los tiempos y la economía de la organización se tuvieron en cuenta varios factores: la infraestructura del edificio, el soporte informático y la capacitación de su personal. La finalidad de la Clínica es que todos los servicios estén involucrados y poner a disposición las imágenes para brindarle a los médicos tranquilidad y facilidad en el acceso.
La idea del proyecto es que al final el médico pueda acceder a las imágenes en forma remota (fuera de la Clínica), mientras se consigue ese objetivo, lo que se quiere ir logrando es obtener un monitor en cada quirófano para que el médico tenga a la mano la información que necesite; de la misma manera, tener a disposición en consultorios externos, estaciones de visualización y extender el servicio para la investigación para que sea de utilidad en los ateneos donde el uso de imágenes es imprescindible para el estudio de casos.
Para el paciente la ventaja principal es que siempre va tener a disposición los estudios, cuando va al servicio se le puede entregar un CD con sus imágenes o simplemente el médico puede acceder desde el consultorio con su nombre de usuario o contraseña.
En ese sentido, se da un paso hacia el futuro (que ya es el presente), donde lo que se hace es sintetizar toda la información del paciente y darles una clave, lo mismo a los médicos referentes, para evitar los problemas de la visualización de la imagen o del CD que muchas veces no se encuentra en perfecto estado, entonces siempre está la posibilidad de acceder al examen directamente.
En cuanto a la aceptación por parte del personal, al comienzo los médicos son un poco reticentes con el sistema, encuentran las ventajas de observar la imagen en el monitor y desde varios lugares, pero el hecho de registrarse con una clave y realizar los tres pasos para acceder significa un cambio de hábito que cuando se aprende se le pueden encontrar diversas ventajas.
“Esto es como entrar al pagomiscuentas.com por ejemplo, porque se tiene que registrar, cuando vos les demostrás que en dos o tres pasos vas a acceder a un sistema ellos mismos encuentran múltiples herramientas porque el sistema es muy amigable” complementó el Dr. Moreno.
Instituto Argentino de Diagnóstico y Tratamiento (IADT)
IADT es un sanatorio tradicional, en la ciudad de Buenos Aires que también tiene una cultura particular como cada una de las instituciones donde hay un grupo grande de personas.
El sanatorio en todo lo concerniente a brindar servicios tiene una demanda fluctuante, sin embargo, cuando está trabajando cerca del 100 % de su capacidad se dan muchos momentos de tensión y demanda; mensualmente acuden 10 mil personas por mes a la guardia y otra cantidad similar acude a realizarse estudios de laboratorio y estudios de Diagnóstico por imágenes fundamentalmente.
Desde el año 2009 se comenzó una iniciativa con la que se quería mejorar las imágenes y atrás de esa premisa mejorar los flujos de trabajo, donde se simplificara el trabajo en el área de radiología y en las áreas asistenciales, sin afectar la buena imagen institucional.
El primer paso para lograr el propósito fue tomar la decisión y comprar los aparatos para después ir sacando las máquinas reveladoras; inicialmente el Instituto contó con placas digitales, pero continuó manteniendo su dinámica usual donde el paciente se llevaba su placa.
 
Luego a los exámenes tomográficos se les comenzó a realizar una copia de seguridad y las resonancias se entregaban en un CD para ser almacenadas, lo que conllevaba una gran cantidad de trabajo; razón por la cual se pidió tener estos dos servicios estén disponibles desde la solución en el servidor de PACS.
Con el anterior avance, se dejaron de emitir aproximadamente2000 CD que se hacían mensualmente para guardar y se comenzó a visualizar las imágenes desde monitores con resolución no diagnóstica; sin embargo, lo anterior evidenció que los procesadores de los computadores de varios lugares del sanatorio no servían para ver imágenes, lo que conllevó a suplir esta necesidad en la institución, actualizando la tecnología software de las máquinas.
En cuanto al proceso de atención, el objetivo principal del IADT es optimizar de la mejor manera posible el flujo de trabajo, buscando nuevas estrategias para que el técnico sea más rápido en los momentos de alta demanda.
“En este contexto estamos analizando incorporar reconocimiento de voz y digitalización directa, para evitar el alto flujo de técnicos en las digitalizadoras” comentó el Dr. Alfredo Vidal director médico del IADT.
En la práctica médica del IADT, el uso de PACS ha mostrado beneficios: aumentó en un 10 % la asistencia de personas al mismo servicio de rayos, las prestaciones subieron un 8 % y el consumo de placas, el tamaño de impresión y de la distribución de las imágenes bajó muy significativamente.
En este Instituto el factor cultural también fue un aspecto de resistencia al uso del PACS como nueva herramienta de trabajo, pero cuando los técnicos conocen las ventajas en la práctica médica, entre ellas: mejoría de la imagen, facilidad a su acceso y optimización del flujo de trabajo, van adoptando la herramienta a su rutina diaria.
“Los radiólogos siempre medimos como nos ahorramos la placa y con eso tratamos de convencer a la persona que otorga el dinero, digamos. Sin embargo, hay un costo mucho más importante que se ahorra con el uso de PACS, a saber: la cantidad de razones que se utilizan para trasladar la placa desde el servicio de radiología hasta el consultorio, hasta el quirófano o las diferentes dependencias y eso quizá tiene un valor mucho más alto que la placa en sí misma”, concluyó el Dr. Vidal.