El laboratorio Rossi se certifica como referente decalidad en diagnóstico y capacitación

Marzo 2018

Conversamos con Liliana Maggi y Sergio Forgione del Laboratorio del Centro de Diagnóstico Rossi respecto a la experiencia de trabajo en el Laboratorio Rossi bajo el sistema de gestión de calidad, su acreditación de ISO 15189, su programa de residencia, las Jornadas Bioquímicas de capacitación efectuadas en 2017 y los objetivos cumplidos desde que se implementara el proyecto. 

Para Liliana Maggi, jefa del laboratorio de CDR y Bioquímica de la Universidad Nacional del Sur en Argentina, el Laboratorio de Rossi “se construyó con dos cimientos clave: la gestión de calidad y la gestión del conocimiento, esto tiene que ver con la formación de todos los integrantes del equipo, tanto profesionales como técnicos y administrativos. No nos quedamos con ese conocimiento sino que una de nuestras metas es difundirlo y compartirlo con otros profesionales de la Argentina”.

Maggi ingresó en Agosto de 2013 al Centro de Diagnóstico Rossi, luego de ser convocada a participar en el desarrollo del proyecto de laboratorio del mismo. Con respecto a las Jornadas Bioquímicas, destacó que desde el Centro Rossi se decidió organizarlas de forma gratuita para fomentar la actualización: “Los profesionales bioquímicos, desde el conocimiento y la información, contribuimos no sólo en la obtención de resultados confiables sino que debemos trabajar para tener una participación activa en el diagnóstico del paciente. Si bien no nos corresponde hacer un diagnóstico, sí podemos orientar al profesional que pide un análisis sobre la metodología adecuada en cada caso. Los bioquímicos tenemos que defender la jerarquía de nuestra profesión, y el camino es la formación y el conocimiento”. 

Para estas jornadas todas las áreas del Laboratorio tomaron parte en la planificación y organización de las mismas, aportando con temas como estudios en torno al virus HPV y las metodologías que el laboratorio ocupa para la detección de las cepas culpables del cáncer al cuello uterino, o destacando los distintos desafíos de la maternidad en edad avanzada, superados o bandeados gracias a nuevas herramientas bioquímicas utilizadas para distintos fines, como por ejemplo, medir la reserva ovárica de la madre. 

Así mismo, fueron abordadas diferentes herramientas para el diagnóstico de diabetes desde la biología molecular. Luego en el módulo de mieloma múltiple, se discutió la utilidad tanto para el diagnóstico como para el seguimiento del tratamiento por citometría de flujo mediante la búsqueda de enfermedad mínima residual. 

Por lo mismo, la experiencia de trabajo en el el Laboratorio Rossi bajo el sistema de gestión de calidad, su acreditación de ISO 15189 y demás experiencias exitosas sirvieron como grandes aportes para el conocimiento de los asistentes, quienes tuvieron la oportunidad de capacitarse de forma gratuita en conjunto con profesionales de alto nivel, aprovechando el intercambio entre médicos y bioquímicos, clave para llegar a un diagnóstico adecuado, como señalara Sofía Pepe, una de las asistentes a las jornadas. 

Formación Profesional a Través de Programas de Residencia
Implementado por primera vez este año será el programa de residencia en bioquímica clínica del Laboratorio Rossi, propuesto por la directora Maggi, Sergio Forgione y otros especialistas con el motivo de formar recursos humanos en el área y cumplir así con el objetivo del CDR y el Laboratorio de participar en la capacitación de profesionales de la salud. 

Dentro de los profesionales del laboratorio, explica Forgione, están diez ex jefes de residentes de distintos hospitales y centros del país, actuando como entes experimentados en este tipo de programas. 

Dicha residencia tiene una duración de tres años, con opción a un año más de jefatura de residentes, en el que el jefe de residentes tendrá la opción de terminar con las rotaciones y elegir un área en la cual especializarse en toda la parte asistencial. 

Para este programa son tan solo dos vacantes por año, las inscripciones están abiertas a bioquímicos menores de 35 años, incluso con título en trámite, hasta el 30 de Marzo a través de la página web del Centro Rossi y solo es necesario para ella cargar un CV, foto, certificado de título en trámite y un certíficado analítico de materias aprobadas. 

Entre los beneficios de la residencia se cuentan seguro de mala praxis, 28 días de vacaciones y un fondo de residentes que se acumula año tras año y el cual permite abonar y cubrir hasta 60% de la especialidad en la UBA de los cursos, congresos y/o especialidades que quiera tomar el residente. 

Una vez inscritos los postulantes se someterán a un proceso de selección que bien puede contar con un examen de selección múltiple, en caso de que sean muchos los inscritos, o una entrevista con Forgione, Maggi y otros profesionales del laboratorio. 

Cualquier tipo de consulta puede ser realizada a través de residenciabioquimica@cdrossi.com o sforgione@cdrossi.com. 

Calidad Internacionalmente Certificada
La especialista Liliana Maggi, actual jefa del laboratorio de CDR, ingresó en Agosto de 2013 al Centro de Diagnóstico Rossi luego de ser convocada a participar en el desarrollo del proyecto de laboratorio del mismo. Sus 21 años de experiencia en el laboratorio de la Fundación Favaloro le llevaron a trabajar activamente en las diferentes etapas del laboratorio Rossi, desde su proyecto hasta su estado actual de funcionamiento, en continuo crecimiento.

Como líder de un equipo de profesionales y técnicos competentes que trabajan de manera dinámica, Maggi y su equipo están en permanente actualización y se encuentran realmente comprometidos con la calidad, estando presentes en todo el proceso de llevar el Laboratorio Rossi a la altura de los estándares de calidad internacionales, siendo capaces de entregar resultados de calidad de análisis en sus 12 áreas de estudio, cada una de ellas a cargo de personal óptimamente capacitado, lo que les permite brindar al médico solicitante la mejor información posible para un diagnóstico preciso. 

Hoy día el Laboratorio Rossi está a la altura de los más altos estándares de calidad internacionales, habiendo obtenido la Acreditación ISO 15189, norma internacionalmente reconocida como respaldo de competencia técnica para ofrecer servicios confiables por parte de los laboratorios de diagnóstico en todo el mundo. 

Dicha norma, desarrollada por miembros de los organismos de normalización internacionales en conjunto con la comunidad médica, científica y clínica, certifica a través de un proceso de acreditación la competencia de los laboratorios clínicos, con el objetivo de servir de base para la constante mejoría en servicio, atención y diagnóstico. 

A través de una evaluación externa e independiente realizada por el Organismo Argentino de Acreditación se le otorgó al Laboratorio Rossi dicha certificación, cosa que para los pacientes significa un sello de confianza y una “pirámide de confianza” que impacta en la calidad de los resultados provistos por el Laboratorio. 

En respaldo a esto, el Laboratorio Rossi cuenta con un equipo de bioseguridad que garantiza que el personal utilice los elementos de protección personal exigidos por la legislación. Su tecnología de última generación es clave para el posicionamiento como referente técnico y científico en sus distintas especialidades, incorporando nuevas tecnologías como las basadas en procesos moleculares y genéticos que revolucionarán los métodos de diagnóstico por su altísima precisión.

Para Maggi es un orgullo destacar que pronto se abrirá el área de patología molecular que tiene como meta la interacción de los servicios de diagnóstico por imágenes, laboratorio, anatomía patológica y biología molecular. “Este trabajo en equipo nos permitirá llegar a un diagnóstico preciso, en el menor tiempo posible y con información valiosa para lograr un tratamiento adecuado y personalizado del paciente” afirma.

Por lo mismo, las muestras obtenidas en el área de imágenes serán evaluadas en la forma habitual de los laboratorios de anatomía patológica. Cuando se considere necesario se complementarán con inmunohistoquímica e hibridación in situ, contando con las últimas tecnologías en cada una de estas áreas. El personal capacitado y el uso de controles de calidad internos y externos asegurarán la obtención de resultados óptimos con cualquiera de las técnicas que se necesite implementar, mientras que el estudio de las muestras con técnicas histológicas de rutina e inmunohistoquímicas y técnicas de biología molecular dentro de un mismo laboratorio agilizará los tiempos de diagnóstico, permitirá evaluar distintos tipos de patologías (infecciosas, oncológicas y otras) y ayudará a determinar terapias específicas y pautas para el seguimiento de los pacientes.

Ahora, con miras hacia el futuro se planea incorporar la patología digital, la cual permitirá una mejor interacción con colegas dentro y fuera de la institución, señala Maggi. 

Para Maggi, “Nuestro objetivo es posicionarnos en nuestro medio como un referente técnico y científico en sus distintas especialidades, incorporando nuevas tecnologías como las basadas en procesos moleculares y genéticos que revolucionarán los métodos de diagnóstico por su altísima precisión”, meta que, en vista de los resultados obtenidos hasta ahora en el Laboratorio Rossi, ciertamente no será difícil de alcanzar.