El Grupo Médico Rostagno estrena el primer tomógrafo "Cone Beam" de NewTom de la Argentina

Septiembre 2018

Diagnóstico conversó con el Dr. Ricardo Trueba, encargado de la gestión y del área de imágenes músculo esqueléticas, lesiones deportivas y traumatológicas del Grupo Médico Rostagno, con respecto a la reciente instalación en el centro, del primer Tomógrafo “Cone Beam” con Aplicaciones Médicas de la firma NEWTOM / CEFLA en Argentina.

Las instalaciones del Grupo Médico Rostagno cuentan con mamógrafos, ecógrafos, un resonador magnético de alto campo de extremidades, más la última adquisición del novedoso tomógrafo “Cone Beam”, el primero de su clase para uso en imágenes médicas; con el fin de complementar la tecnologías para el estudio del sistema musculo esquelético.

“Nuestro resonador estudia desde el codo hasta los dedos de la mano y desde la rodilla hasta el pie”; explica Trueba, “Pero no podemos visualizar caderas u hombros por la geometría del equipo. La incorporación a nuestra práctica, del Tomógrafo “Cone Beam” si nos permite obtenerlas y así completar el estudio integral de todas las articulaciones. Además el Tomógrafo “Cone Beam” nos permite evaluar el oído con una calidad de imagen incomparable a cualquier otro método actual, como la Tomografía Computada Multi-Detector, estudiar a los pacientes que tengan en su cuerpo algún implante metálico – ya que la tecnología del Tomógrafo “Cone Beam” permite una virtual eliminación de los artefacto producidos por metales – siendo esto de especial utilidad para los estudios pediátricos tomográficos, debido a la muy baja dosis con que este Tomógrafo “Cone Beam” trabaja”.

Para Trueba, una de las ventajas del equipo es que el espacio que necesita para su instalación es reducido, pudiendo ser instalado fácilmente en una ex sala de ecografía, como fue el caso del Grupo Médico Rostagno, de solo 3 por 4 metros. Además al ser conectado a una línea de 220 V, de solo 5 KVA de potencia, no se necesitó la instalación y cableado de alimentación trifásica de alta potencia, como es el caso en los tomógrafos convencionales. Por otro lado, la configuración del sistema fue muy fácil de armar, y lo describe como menos complejo de utilizar que un tomógrafo estándar. Estos factores junto con las múltiples prestaciones que permite realizar, fueron motivos importantes al momento de la decisión de invertir en el mismo.

“Los Tomógrafos “Cone Beam” inicialmente fueron utilizados en el área dentomaxilar, pero con el avance de esta tecnología y la posibilidad de obtener campos de visión (FOV) más amplios, fue posible su utilización en las imágenes médicas. En nuestro centro estamos trabajando también junto con un Odontólogo, con quien hemos obteniendo imágenes maxilofaciales de calidad excepcional”, explica Trueba. “Empezamos hace poco tiempo y tenemos mucha competencia pero la imagen dental es realmente excelente. Lo mismo con el área de las imágenes para Otorrinolaringología, donde estamos armando un grupo de trabajo para poder aumentar la prestación y mantener una excelente calidad diagnóstica, para que pacientes y médicos queden muy satisfechos”.

Para el Grupo Médico Rostagno el Tomógrafo “Cone Beam” de NEWTOM / CEFLA se destacó al momento de hacer la inversión, gracias a ser el primero de su tipo con una camilla que permite acostar al paciente. “Nos pareció oportuno que, además de permitirnos obtener imágenes musculo esqueléticas que necesitábamos, poder explorar el oído con una resolución espacial de solo 100 micrones, obtener los senos nasales con muy baja dosis, estudiar las áreas dentales y maxilofaciales y otros tipos de estudios, como por ejemplo la dacrio-tomografía, que se realiza con la inyección de un medio de contraste en los conductos lagrimales. Los órganos circundantes como los ojos y el cristalino, deben exponerse a radiación mínima y esto es posible en nuestro tomógrafo, recibiendo mucha menos dosis que en el caso de un tomógrafo convencional”.