¿Cómo trabajamos a partir de ahora en Servicios de Medicina Nuclear?

Por Silvina Racioppi.

Junio 2020

Considere no prescribir tratamiento o retrasar Iniciación al tratamiento las solicitudes de imágenes en el momento de alta prevalencia del virus COVID-19 para reducir los riesgos para los pacientes y el personal del hospital, y la presión de emergencia en el servicio de radiología.

 

• Las imágenes de vigilancia y la bioquímica en pacientes de otra manera estables se diferirán en el momento de alta prevalencia del virus COVID-19.

 

• La buena comunicación es esencial para Lutecio 177

 

Hay datos limitados sobre los riesgos asociados con tener PRRT y haber recibido recientemente tratamientos con PRRT, como Lutathera, en el contexto de susceptibilidad a COVID-19. Sin embargo, la supresión de la médula ósea es una complicación potencial reconocida que podría poner a los pacientes en riesgo de infecciones. Además, puede haber complejidades de monitoreo, p. FBC después de la terapia, particularmente en pacientes que se autoaislan. Habrá muchas circunstancias teniendo en cuenta el riesgo / beneficio para cada paciente en el que no se iniciará PRRT o se pueden diferir los tratamientos para aquellos pacientes que ya están en tratamiento. Esta decisión y discusión altamente individualizadas deben hacerse en un NET MDT formal y discutirse con el paciente.

 

 

Todos los esfuerzos deben estar orientados a preservar riesgo mínimo de infección por COVID-19 sin reducir la eficacia de los tratamientos oncológicos. De esa manera, la terapia debe ser considerada en una cuidadosa discusión caso por caso entre pacientes y médicos. El papel del tumor virtual. Los tableros son fundamentales. Finalmente, múltiples aspectos tienen que ser cuidadosamente considerados, incluido el riesgo de cáncer de un paciente para recaída o progresión, objetivos de la terapia, otro paciente comorbilidades y el impacto de la transmisión del coronavirus en la comunidad local.

 

Webinar COVID 19 - Organizado por AABYMN

¿Cómo trabajamos a partir de ahora en Servicios de Medicina Nuclear?

 

El Webinar COVID-19 organizado por la AABYMN ha sido una iniciativa con el propósito de compartir los cambios y adaptaciones que han sufrido los Servicios de Medicina Nuclear en Argentina, a propósito de la Pandemia por Coronavirus.

Si bien las guías y recomendaciones internacionales, emergentes de la experiencia de los países del hemisferio norte, han delimitado el manejo en nuestro país, entendemos que existen realidades diferentes. Razón por la que fueron convocados líderes de servicios que representen realidades muy diversas, algunos ejerciendo en el ámbito público otros en el privado, de Instituciones Polivalentes o Monovalentes, así como Centros exclusivamente diagnósticos.

La idea fue compartir realidades, sumar buenas prácticas y acompañar a muchos servicios de medicina nuclear del país.

Las Políticas de Salud Pública y Las propias Políticas Institucionales a través de los Comité de Infecciones o Contingencia, han condicionado los cambios realizados.

Instituciones Monovalentes dedicadas a enfermedades prevalente y con riesgos propios como las Enfermedades Cardiovasculares u Oncológicas, han puesto en marcha precozmente las mejores estrategias para dar respuesta a una población de pacientes que no puede en la mayoría de los casos postergar tratamientos e intervenciones.

Las medidas de Bioseguridad encabezadas por el Triage de pacientes al confirmar turnos o al ingreso de las instituciones, encabezan la lista de medidas a las que se agrega vestimenta de trabajo adecuada (barbijos, protectores oculares, guantes, camisolines si correspondiese) y desinfección de sala y camilla entre paciente y paciente, así como estricta higiene de las áreas de circulación.

Sin embargo la medida determinante para mantener en marcha los servicios ha sido la rotación inteligente del personal técnico y médico, a fin de disminuir la exposición al virus circulantes y distribuir tareas con equidad también desde la radio protección.

Se ha alentado el uso de Tele consulta, turnos web, aun limitado en el ámbito público.

También se han adaptado protocolos de algunos estudios como por ejemplo, la preferencia de hacer stress farmacológico con Dipiridamol o Dobutamina para evitar la contaminación del ambiente de la sala de stress, claramente expuesto por el Presidente de Asociación Argentina de Cardiología Nuclear Víctor Hasbani en su exposición, asi como la limitación de realizar Estudios de Ventilación Pulmonar, según cual sea el equipamiento disponible.

 

Las limitaciones de logísticas propias de la cuarentena han afectado algunas regiones del interior del país, por la falta de insumos como Radiofármacos marcados con positrones, imposibilitando la realización de estudios PET/TC, entre otros, así como la postergación para pacientes del interior ya sea de tratamientos o estudios que solo se realizan en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Las Terapias Metabólicas deben ser estrictamente consensuadas con el médico tratante y el paciente y preferentemente en espacios multidisciplinarios, en especial aquellas terapias que involucran internación, decidiendo la postergación del inicio de las mismas o bien la demora en la continuidad mientras dure la pandemia.

Compartimos Normas de Bioseguridad, de control administrativo, adaptaciones de procedimientos diagnósticos y terapéuticos, sin embargo también mencionamos la necesidad del soporte psicológico al personal de salud expuesto a una situación de stress como la que estamos viviendo en el ámbito laboral.-

Agradecemos la participación de los Dres. Fernando Faccio, (Santa Fe), Víctor Hasbani (Tucumán), Sonia Traverso (CABA), Ana María Mollerach (CABA), Raul Cabrejas (Gran Buenos Aires), Jorge Lemnon (Provincias de Neuquén y Rio Negro).

 

Webinar disponible en Facebook™ de AABYMN y YouTube™