Nuestra meta siempre se basa en lograr la eficiencia en el flujo de trabajo de nuestros clientes

Por Pablo Manzotti.

Noviembre 2010

Durante el último Congreso de Imágenes realizado por la SAR (Sociedad Argentina de Radiología), Revista Diagnóstico, en el marco de la cobertura del evento, tuvo oportunidad de dialogar con el Ingeniero Alberto Caballero, recientemente designado como Director General para Latinoamérica de Carestream Health. En la charla se profundizó acerca de las líneas clave de trabajo en la empresa y en la región y sus perspectivas a mediano plazo.


Considerando que se encuentra en un cargo flamante para usted en este momento, ¿cuál estima que puede ser el perfil que le va a imprimir al trabajo en este nuevo ciclo?
Comenzando un poco con mi experiencia, estoy regresando al mundo comercial de la empresa luego de tres años de estar a cargo de un proyecto muy interesante. Un espacio estratégico para la compañía, en el que me hicieron el honor de dar la confianza para desarrollar: fue un proyecto para nuestro Back Office que instalamos en Guadalajara, en México, y desde allí para todo el continente americano. Este Back Office está ya operativo con más de 100 personas. El objetivo fue tratar de hacernos más eficientes para nuestros clientes. Ahora, una vez que ese proyecto se concretó, que estuvo maduro y operando, me han pedido que regrese al área comercial con la responsabilidad completa para toda Latinoamérica, ya que anteriormente la había tenido solamente para México. La empresa me otorga esta confianza en uno de los momentos más interesantes.

¿Por qué éste es uno de los momentos más interesantes?

Es uno de los momentos más interesantes en función del proceso de cambio tecnológico en que nos encontramos como sector, como espacio de trabajo. La radiología está adoptando cambios muy importantes. Cambios que se centran en el proceso de digitalización y en el de la administración de la información. Hoy, empresas como la nuestra, lo que están intentando es transformar la forma en la cual colaborar con los radiólogos, en la manera en la que se realiza la práctica. Es sumamente interesante, es uno de los retos más importantes. Porque no estamos hablando de vender cajas de películas, no estamos hablando solo de vender equipos; estamos hablando de vender y colaborar con los profesionales de la salud, dándole un giro a las soluciones de imagenología de los radiólogos. Esto abarca desde la forma en la cual ellos hacen el examen, realizan el diagnóstico y hasta la forma en la cual optimizan su flujo de trabajo.

La optimización del flujo de trabajo es un tema recurrente en todas las charlas respecto de avances en la perfección de la labor cotidiana…
Para nuestra empresa es uno de los valores más importantes, una de las visiones estratégicas. En las reuniones de RSNA (Radiological Society of North America), hemos manifestado que somos una de las empresas más expertas en el flujo de trabajo, en colaborar con nuestros clientes para hacer los flujos de trabajo más eficientes. Y en ese sentido, estamos presentes en foros con médicos. El Medical Advisory Board, posibilita que se reúnan una vez al año en la RSNA y, normalmente, fuera de este evento nuestros ejecutivos se reúnen con médicos radiólogos o directores de centros médicos o, incluso, directores de tecnologías de la información a fin de poder discutir los temas de flujos de trabajo e investigación y desarrollo. Todos estos procesos que se van a incorporar en las futuras soluciones, en las versiones nuevas de nuestro software, pasan, primero que nada, por el soporte de la voz de nuestros clientes.
Este Medical Advisory Board está compuesto por médicos de diversas partes del mundo: tenemos representatividad de Latinoamérica en esto, lo que permite que la necesidad de ellos pase y se escuche en la investigación y desarrollo.

Un tópico que tiene relación directa con esto es el trabajo interdisciplinario: ¿cómo van atravesando datos desde las diferentes subespecialidades de la radiología y cómo confluye ese trabajo en el tema de la solución?
Sin duda, es parte del propio flujo de trabajo, porque la radiología tiene muchas subespecialidades y estas soluciones están contribuyendo, ciertamente, al intercambio y flujo normal de la información en la labor diaria. Y lo interesante de todo esto es que se retribuye en beneficio de los pacientes.
Porque hablábamos, hace un momento, de que todo esto no significa nada si no implica la posibilidad de beneficiar al paciente, ya sea con una recuperación más pronta, ya sea con un diagnóstico más certero, con un costo menor para todos los involucrados y con menos tiempos de tratamiento. Y es fundamental que, como empresa, estemos muy comprometidos en el proceso de entrenamiento y en el trabajo de nuestros ejecutivos. Esa es nuestra misión: nosotros entrenamos a nuestros empleados y nos comprometemos en entender las visiones de los clientes. Sabemos que contamos con oportunidades y me da mucho gusto, en este poco tiempo que estoy en el puesto, escuchar y participar de la buena retroalimentación. Recibir opiniones, tanto de clientes, como de médicos radiólogos, de dueños de clínicas y centros de imagen, de que el trabajo que se está realizando es positivo.
Nosotros, como personas comerciales, podemos hablar muy bien de nuestras soluciones; yo prefiero que hablen nuestros clientes, yo prefiero que hablen los expertos, ¿Les estamos o no les estamos ayudando? ¿Estamos en línea con ellos, ayudando a sus necesidades, o no? Contamos con una gama de soluciones ya implementadas e invitaría a los lectores a que conversen con nuestros propios usuarios, con nuestros propios clientes, que han tenido oportunidad constante de tener contacto con nuestros equipos. Y que, de acuerdo a sus necesidades, vayan observando y participando de estas retroalimentaciones que son fundamentales: lo importante es que se escuche lo que dicen los propios usuarios.

En este corto tiempo en el puesto, como usted mismo mencionó ¿cuál es o cuáles son los desafíos que siente destacables para la empresa en base a un diagnóstico personal que haya realizado?
Lo más importante es continuar con el posicionamiento de nuestro equipo de trabajo. El desafío más importante es continuar con la excelencia en el entrenamiento y en tratar de que en Argentina, por ejemplo, tengamos todo el conocimiento y no dependamos, a veces, de algún especialista que esté fuera del país. El enfoque regional es poder darle a cada uno de los países una cobertura adecuada. Actualmente hay mucha colaboración, sin lugar a dudas, y muchas facilidades tecnológicas, pero al final del día no hay como tener a la gente capacitada y entrenada en cada uno de los países en los cuales estamos. Ese va a ser el enfoque: desarrollar a fondo ese concepto de que en cada país se pueda ser lo más eficiente posible para que los clientes tengan la respuesta inmediata.