CIR: de la mano de Venezuela hacia la gestión del conocimiento en diagnóstico por imágenes

Por María Alejandra Gómez Mendoza.

Diciembre 2010

El Colegio Interamericano de Radiología, CIR, es una organización sin ánimo de lucro que desde 1943 se ha esforzado por unir a las diferentes agrupaciones médicas para lograr una alta calidad médica en beneficio de los pacientes. Actualmente la entidad cobija a los países de España, Portugal, Canadá, Estados Unidos, México, toda la Región Insular, Centroamérica y Latinoamérica.
En el pasado Congreso Interamericano de Radiología, realizado la última semana de octubre de 2010, el Doctor Oswaldo Ramos, de Venezuela, se posicionó como presidente del CIR, aportando al Colegio nuevas experiencias desde un país en constante progreso. El Dr. Ramos, en diálogo con revista Diagnóstico comenta cuál es el horizonte del CIR bajo su precepto.

¿Cuál es el panorama actual de Venezuela a nivel de diagnóstico por imágenes?
Venezuela hoy en día tiene una posición privilegiada, en virtud que en los últimos 5 años se ha incorporado tecnología de vanguardia a lo largo de todo el país y se ha logrado incrementar la formación tanto de técnicos como de médicos radiólogos en los distintos centros educativos, lo que en consecutivo ha ido incrementando el número de estudios y optimizando la calidad de los mismos.

¿De qué manera colabora Venezuela al Colegio Interamericano de Radiología?
Venezuela contribuye con el CIR aportando su recurso humano y experiencia profesional en el desarrollo de la especialidad, de la misma manera, es una ventana del Colegio Interamericano dentro del mismo país, fomentando así un elevado ejercicio profesional con gran sentido de excelencia y de mayor participación, lo que conlleva a hacer convenios con otros países por medio del intercambio de recursos humanos y de protocolos técnicos que bien pueden favorecer tanto a Venezuela como a otros países que deseen realizar el intercambio.

¿Cuáles son los próximos proyectos que tiene planeados el CIR?
El Colegio está orientado hacia una perspectiva basada en comunicación global utilizando tecnología de vanguardia, hoy en día el perfil es totalmente digital y queremos orientarnos hacia la gestión del conocimiento, en virtud de promover nuevas destrezas y habilidades acordes al desarrollo tecnológico.
De acuerdo con lo anterior, el eje del CIR estará centrado en la educación, tratando de elevar el nivel académico en todos los países miembros a través de educación médica continua, esto se llevará a cabo tanto de manera física a través de los congresos y las jornadas, como de manera virtual a través del portal educativo de radiología virtual del CIR que ha sido un excelente medio de formación académica en línea.

¿Cuáles cree que son las necesidades más urgentes de la comunidad perteneciente al Colegio Interamericano de Radiología?
La necesidad está orientada al desarrollo de nuevos protocolos de trabajo y a utilizar esa tecnología de vanguardia, hacerla más disponible y con mayor asequibilidad y equidad en todos los países; contribuir con este tipo de desarrollo tecnológico en hacer estudios que antes resultaran ser sofisticados para algunos centros, la idea es orientarlos a todos los países miembros en un sentido de mayor participación y con mayor acceso a este tipo de tecnología.

Hablando de nuevas tecnologías ¿cómo ha sido el impacto del cambio de Radiología Computarizada a Radiología Digital, para Latinoamérica?
El paso a la plataforma digital en imagenología al comienzo, realmente, tuvo algo de resistencia, pero hoy en día es una realidad; a mi parecer, se rompió el paradigma analógico y prácticamente todo el mundo ha emigrado a plataformas totalmente digitales; hoy en día la incorporación de los sistemas de información Radiológica RIS, igualmente que los procesamientos de imágenes a través de formatos digitales como los PACS son una realidad en casi todos los países; he tenido la oportunidad de ir a visitar algunos países miembros y hemos notado con bastante satisfacción que ya no es un paradigma, ni existe resistencia, ni hay un rechazo al cambio como lo había hace prácticamente 8 años.

¿Qué subespecialidad del radiodiagnóstico cree usted que merece más atención por parte del CIR?
Hoy en día la especialidad está llamada a tomar más rol protagónico como imagenología dentro de las especialidades médicas, quizás actualmente el impacto mayor no está dado por la modalidad, sino por el segmento hacia el cual está orientado, como es el caso de la imagenología pediátrica, la imagenología asociada a la oncología y la parte cardiovascular.
Creo que con ese tipo de orientación podríamos trabajar con las imágenes de manera complementaria y no tener el diagnóstico por imágenes dividido por parcelas o por segmentos, hoy en día la patología debe ser tratada como un todo de manera integral y complementaria de la mano de estudios radiológicos.

¿Desea agregar algo al tema?
Estamos convocando a participar en el CIR no solo a los médicos radiólogos, consideramos que realmente el beneficio de la utilidad de este tipo de método de diagnóstico debería también estar orientado al médico no radiólogo, quien es, en definitiva, el que refiere los estudios. De la misma manera, se debe hacer un esfuerzo en concienciar, que es una de las líneas que llevamos en el planteamiento educativo, a la sociedad civil en que conozca este tipo de métodos, su riesgo en protección Radiológica y que realmente acuda a centros que tengan tecnología adecuada, personal capacitado y preferiblemente que estén contando con los avances de los organismos científicos internacionales como lo es el CIR.