Entrevista al Dr. Daniel Lehrer / CERIM

Por María Alejandra Gómez Mendoza.

Mayo 2011

Desde hace cuatro meses el Centro de Estudios Radiológicos Integrales Mamarios (CERIM), adquirió el primer equipo de tomosíntesis de Argentina. Esta técnica basada en mamografía 3D ha sido reconocida en el mundo por ayudar a diagnosticar precozmente el cáncer de mama.

El Dr. Daniel Lehrer, Director Médico de CERIM, compartió con Revista Diagnóstico la experiencia de la institución en el uso de esta nueva tecnología para el diagnóstico de las enfermedades mamarias.


¿Cómo ha cambiado el examen mamográfico al contar con el equipo de tomosíntesis?

Las ventajas de las tomosínteis son 2: la primera es disminuir la recitación de pacientes para complementar el examen con otras incidencias, la segunda es aumentar la sensibilidad del mismo.
El barrido de la máquina hace 15 disparos y con un sistema de computación reconstruye cortes milimétricos de la mama como en la tomografía computada, es decir que el médico puede observar tantos cortes como el espesor de la mama comprimida en el estudio, donde se puede ver la imagen desde la incidencia cráneocaudal y oblicua medio lateral.
Para la mujer la diferencia sustancial radica en que con una sola mamografía se resuelve el problema del diagnóstico directamente. Con la tomosíntesis se evita citar a la paciente repetidas veces para realizar incidencias complementarias, pues es muy confiable la imagen y no presenta superposición.


¿Cómo ha sido su experiencia con el equipo en la práctica médica?

Hemos tenido muchas satisfacciones, encontramos más lesiones y, a su vez, también quedamos más tranquilos en términos de normalidades: si existe cierta duda en el examen original, y luego en la tomosíntesis no vemos alteraciones, nos quedamos tranquilos de saber que el diagnóstico fue confiable.


¿En qué casos es de más utilidad el equipo de tomosíntesis?

La indicación ideal está en el estudio de mujeres en las cuales no existe sospecha alguna: donde la paciente es asintomática, donde podemos encontrar lesiones no detectadas en el estudio convencional. Cuando ya se encontró una sospecha en un estudio realizado con un equipo de mamografía 2 D es mejor utilizar, para corroborar los hallazgos, otros métodos de diagnóstico por imágenes que nos brindarán información no mamográfica enfocada en la estructura, la vascularización, como el ultrasonido o la resonancia magnética.


¿Cómo ha cambiado el flujo de trabajo al emplear este equipo?

Se ha disminuido la repetición de estudios, si con la mamografía digital directa la cantidad de repeticiones es mucho menor, con el equipo de tomosíntesis los estudios prácticamente no se repiten, ni por asegurar un diagnóstico, ni por problemas técnicos.
El tema es que se unifican en forma exponencial la examen tan detallado el tiempo para realizar el informe es mucho mayor, ya que son más imágenes las que hay para analizar.


¿Qué ventajas adicionales le trae al paciente?

Al médico le quedan menos dudas del diagnóstico con este tipo de examen, entonces el paciente tiene un diagnóstico rápido y oportuno, ya que esas dudas que tenían en el estudio 2 D o en la mamografía inicial se ven claras con la tomosíntesis; de la misma manera, se hacen visibles lesiones significativamente sospechosas que no se veían claramente en la mamografía inicial y entonces e inclusivamente, la imagen de sospecha es tan clara en la tomosíntesis que no es necesario hacer ni magnificaciones ni ecografías posteriormente.


¿Qué tipos de pacientes o de mamas son las que se pueden visualizar mejor con este equipo?

Uno tiene la sensación que en las mamas densas el beneficio de la tomosíntesis es mayor, ahora todos aquellos que manejan tomosíntesis con los que hemos intercambiado experiencias también relatan que en mamas no tan densas se han encontrado, muchas veces, lesiones que no se veían o que parecían desapercibidas con la mamografía 2D. Es decir si el mayor beneficio se encuentra más en mamas densas, éste también se da en pacientes con otro tipo de características.


¿Qué nos puede compartir acerca del manejo del equipo?

Desde el punto de vista del manejo el personal está muy conforme, a las técnicas que lo manejan no les genera ningún problema, es muy amigable. Para los médicos que visualizamos los estudios, una vez se dominan las herramientas en la work station es también una herramienta con muchas ventajas y fácil de utilizar.


¿Afecta de diferente manera la radiación al paciente?

Al ser un disparo más lago la radiación es mayor, ésta puede variar según el espesor de la mama, la densidad y los filtros que se utilicen, pero en general se establece que equivale a una vez y media el valor de la radiación de una mamografía digital y que está dentro de los valores aceptados para un examen de este tipo, además ya está aceptado por la FDA (Food and Drug Administration). El equipo de tomosíntesis cumple los requerimientos de los valores exigidos para poder hacer un examen mamográfico común.


¿Qué hace falta para la diseminación masiva de esta tecnología?

Probablemente, estudios grandes randomizados que corroboren los resultados que vemos en los diferentes centros donde lo estamos utilizando, como fue el DMIST (Digital Mammographic Imaging Screening Trial) para la mamografía digital.

 

El Dr. Daniel Lehrer es Médico egresado y especialista en Diagnóstico por Imágenes de la Universidad de Buenos Aires, su residencia en diagnóstico por Imágenes la realizó en el Sanatorio Güemes de esa ciudad. A lo largo de su carrera se destaca su labor como relator en 236 cursos, jornadas y congresos, Director en 20 Cursos y Autor de 36 trabajos científicos.
El Dr. Lehrer ha recibido dos Premios Magna Cum Laude en Cursos de Diagnóstico por Imágenes y Certificate of Outstanding Contribution. ACRIN (American Collegge of Radiology Imaging Network); del 2003 al 2005 fue Fellowship in Medical Imaging en el American College of Radiology Imaging Network (ACRIN) y Actualmente se desempeña como Director Médico del Centro de Estudios Radiológicos Integrales Mamarios en Argentina