Imágenes, avances y labor interdisciplinaria

Por Pablo Manzotti.

Junio 2011

La Doctora Lorena Savluk es médica del Servicio de Radiología del Hospital Italiano de Buenos Aires. En diálogo con Revista Diagnóstico, comentó acerca de su experiencia como rodante en el exterior y las posibilidades que este intercambio profesional brinda. Asimismo, se vocalizó en destacar la importancia del trabajo interdisciplinario y la profundidad con que se encara esta modalidad en la importante institución argentina.

Coméntenos un poco acerca de su experiencia como rotante en el exterior…

Luego de finalizar mi residencia en Diagnóstico por Imágenes en el Hospital Italiano, realice un fellowship de un año en Radiología Abdominal, tanto en diagnóstico (Rx, US, TC, RM, PET) como intervencionismo bajo US y TC (biopsias). Al año siguiente, a través de la beca SAR-SERAM, realicé una rotación en RM abdominal con el Dr. Luis Marti-Bonmati, en España donde continué mi perfeccionamiento en RM ginecológica, hepatobiliopancreatica e intestinal, particularmente cáncer rectal. En 2010 obtuve la beca ESOR (European School of Radiology) con la cual viajé a Inglaterra para profundizar mi formación en Imágenes abdominales. Allí tuve la oportunidad de trabajar varios meses en Cambridge (Addenbrooke’s Hospital) centro referente en trasplante hepático y patología biliopancreática, y en Londres (Royal Marsden Hospital) con la Dra. Gina Brown, reconocida especialista en RM de cáncer de recto.

¿Y qué observó en ese marco de trabajo, respecto del uso de la tecnología y avances en imágenes?

En cuanto a la tecnología específicamente, no me llamó tanto la atención ya que el equipamiento que tenemos actualmente en el Hospital Italiano es similar. También tuve la satisfacción de darme cuenta que en nuestra institución tenemos un muy buen nivel en cuanto a conocimientos médicos. Fue muy interesante, además, nutrirme en los aspectos relacionados a investigación radiológica. En este punto, Cambridge, es un lugar realmente increíble, hay un gran desarrollo de todas las áreas de investigación y dentro de un sistema de salud pública, lo que marca grandes diferencias con la realidad de Argentina.

¿Que líneas rectoras encontró respecto del tratamiento de alguna patología en particular en el marco del trabajo que realizó?

En varios aspectos, uno de ellos en el rol clave que tiene el radiólogo en el diagnóstico y tratamiento de los tumores hepáticos, particularmente, el hepatocarcinoma, una patología cada vez más prevalente. Otro aspecto, el alto impacto de la RM en el manejo del cáncer de recto que va en evolución constante. Los cirujanos confían en lo que los profesionales de las imágenes transmitimos respecto al estadio tumoral, la respuesta al tratamiento y, en base a eso, la decisión de las estrategias terapéuticas. Evaluamos inicialmente al tumor, cómo invade las estructuras adyacentes y, posteriormente, después de la radio y de la quimioterapia, qué respuesta tuvo el tratamiento neoadyuvante. Es muy importante también la relación e intercambio con el cirujano porque con las imágenes y la evaluación clínica se pueden lograr excelentes respuestas con bajo riesgo y carácter menos agresivo. Considero que la subespecialización es fundamental cuando uno trabaja en centros universitarios referentes y las experiencias de perfeccionarse en hospitales de referencia mundial, ha enriquecido mucho mi experiencia, para colaborar en un diagnóstico precoz y preciso de los tumores abdominales.

A partir de su experiencia ¿cómo se inserta ahora en el equipo de trabajo del Hospital Italiano? ¿Cuál es su rol acá, en qué está trabajando?

Mi objetivo fue super especializarme para volver al Hospital Italiano con una formación acorde a las expectativas de la Institución, particularmente en las patologías mencionadas donde somos centro de derivación y referencia. Me he sumado a los radiólogos, oncólogos y cirujanos que tratan estos pacientes para aportar mi experiencia, particularmente en forma multimodal (US, RM, TC, PET, etc.) de acuerdo a las necesidades. También realizo intervenciones guiadas por imágenes. Cabe destacar que manejar todas las modalidades imagenológicas de un área anatómica (abdomen en mi caso) y no solo un aparato específico, es el enfoque moderno del radiólogo especializado. En el Servicio de Diagnóstico por Imágenes, liderado por el Dr. Ricardo García Mónaco, ésta es la tendencia formativa que incluye rotaciones en el exterior como ocurrió en mi caso y la de muchos otros jóvenes radiólogos.

¿Y cómo realizan el trabajo interdisciplinario, cómo lo llevan adelante?

Eso fue realmente uno de los puntos a destacar en mi rotación. En Cambridge asistía diariamente a varias reuniones interdisciplinarias de las diferentes especialidades. Ello fue muy enriquecedor ya que se discutían entre 20 y 30 casos complejos en cada reunión. Esta es una modalidad que implementamos y fomentamos en el hospital, ya que constituye un beneficio para los pacientes y los médicos, porque al interactuar las especialidades se fomenta la formación.

¿Hay algún proyecto de investigación que estén llevando adelante actualmente en el Hospital Italiano?

Si hay varios proyectos, y ese es otro aspecto que se enriquece cuando uno internacionaliza su formación. Venimos trabajando en cáncer de recto y RM funcional, también en hepatocarcinomas y nuevos tratamientos guiados por imágenes, y en muchos otros campos conjuntamente con hepatólogos, oncólogos y cirujanos. De hecho ya presentamos varios trabajos en congresos nacionales e internacionales y hemos enviado varios artículos para su publicación en revistas indexadas.

 Realizar proyectos de investigación es uno de los pilares fundamentales para el crecimiento académico; investigar, generar conocimiento, trasmitir experiencias a la comunidad médica es parte de nuestra función y trabajo dada la experiencia y posibilidades que ofrece al respecto nuestro hospital.