PET en Oncología, por el Dr. Antonio Maldonado

Febrero 2019

Dialogamos con el Dr. Antonio Maldonado, Jefe de Medicina Nuclear e Imagen Molecular del Hospital Quiron Salud de Madrid, España. Ha sido invitado por la organización del Congreso Argentino de Medicina Nuclear, que se realizó en la Universidad Católica de la Ciudad de Buenso Aires el pasado mes de Diciembre. La Dra. Silvina Raccioppi lo invitó a impartir varias ponencias sobre diferentes temas de PET en Oncología. Habló sobre el PET en el cáncer de pulmón y en el nódulo pulmonar, la utilidad del PET en el cáncer de ovario y en el cáncer de mama y por último la utilidad del PET en el cáncer de colon y de páncreas.

Es pionero de la implantación del PET en España, el primer PET se puso en el país en el año 1994, el fue parte del equipo que trabajó con dicho PET. También fue pionero en la implantación del PET/CT en España en el 2005 y lleva más de 20 años haciendo imágenes de PET. Estas imágenes sin duda han cambiado el mundo de la Oncología. El trabajó en Oncología antes de tener la posibilidad de adquirir esas imágenes y puede decirlo. La incorporación del CT al PET ha mayor fiabilidad a lo que le decimos. Las imágenes que veían los oncólogos, eran simplemente imágenes con manchas que no sabían muy bien donde anatómicamente estaban. Con la incorporación del scanner del CT, y ha cambiado básicamente el manejo del paciente oncológico. Hoy en día no se entiende a la oncología sin el PET/CT. Por ejemplo, los pacientes con linfomas, solamente se utiliza el PET/CT porque puedes ver la respuesta a los tratamientos en muy poquitas semanas, cosa que antes se tardaba 6 ciclos de quimioterapia, 6 meses dando quimioterapia y no sabías si era efectivo o no. Ahora con el PET en cuestión de semanas se puede ver. Es una tecnología que nació en USA en los años 90 y que afortunadamente ya es normal en la práctica clínica de cualquier hospital, en muchos países del mundo, nada extraordinario. 

Los desarrollos van por un lado en trazadores de PET distintos de lo que usamos habitualmente, que es la glucosa, que son los que nos pueden reportar mayor fiabilidad, por ejemplo en el cáncer de próstata hay un marcador que está revolucionando este tipo de cánceres. Es el PSMA, lo hace el grupo del Dr. Amaral en Santiago de Chile. El problema que tienen los oncólogos en este tipo de cáncer es cuando hay una recurrencia o recidiva, detectandose en estadíos muy precoces, no hay ninguna prueba de imagen que sea capaz con un rendimiento normal, de detectar recidivas. El PSMA, con niveles muy bajos de 0,5 de elevación del PSA, que es el marcador en sangre del cáncer de próstata, puede detectar entre un 50 y un 70%. Está cambiando la forma de planificar la radioterapia en más de un 70% de los pacientes de cáncer de próstata. 

Ahora mismo en PET o en las imágenes de Medicina Nuclear hay tres grandes grupos que son: 1) Detección del cáncer de próstata con el PSMA, 2) Terapias dirigidas con partículas alfa, todo lo que sea tratamientos unidos a esas moléculas, usamos en PET, fundamentalmente con radiaciones alfa que hace que el paciente no tenga que estar ingresado, por ejemplo un paciente que le vimos la recidiva con el PSMA, lo marcamos con el Lutecio, que permite hacer el tratamiento, pues una vez que hemos visto la lesión, mandamos el radioisótopo por vía sanguínea y va donde hay lesiones, ese sería el segundo grupo en el que la industria está trabajando. 

3) Alzheimer, con las placa amiloides y los compuestos TAU. Toda la industria farmacéutica en cuestión de 5 años ha potenciado la imagen en Alzheimer, porque están trabajando para ver si consiguen anticuerpos anti TAU o anti placa de amiloide, que consiga frenar o curar el Alzheimer y tienes que tener para eso una imagen que te diga que ese paciente tiene TAU o que tiene placas de amiloide.

Esos tres campos son top en este momento, las industrias farmacéuticas  como Bayer y Novartis se están introduciendo en el mundo de la Medicina Nuclear.