sábado 28 mayo, 2022
banner agfa

Cien años: una historia, una excelencia permanente

¿Qué se puede sentir formar parte de una de las sociedades comerciales más antiguas en el mercado argentino? Y más aún, ¿cuán importante es esa historia si tal empresa está ligada al mercado y cuidado de la salud?

Tal es el caso de Griensu S.A. y para dar respuesta a estos interrogantes, Revista Diagnóstico dialogó con su Presidente, el Sr. Manuel Gestoso. Todo un camino que se inicia en 1911 con una empresa exclusivamente dedicada al rubro óptica y que, paulatinamente, amplía su horizonte de mercado. Un paso, un logro, una historia.

¿Cómo fue el proceso en la evolución de la empresa en cuanto a la transformación de su objeto de negocios?
En un momento determinado, durante el año 1978, decidimos abrir, desglosar las dos empresas, una de ellas fue Griensu, que abarcó toda la parte de equipamiento médico.
Fue unos años antes, en 1974, que se transforma su, digamos, enfoque de mercado. Yo compro los paquetes mayoritarios de Griensu y con eso traigo lo que comercialmente estaba haciendo hasta ese momento: el trabajo en el mercado médico. Mercado en el que empecé en el año 1946 cuando tenía 17 años. Seguí un comercio de mi padre que vendía productos: películas radiográficas, productos químicos y una óptica que teníamos en la calle Callao y Santa Fe. Continúo con la idea y el proyecto de relación con profesionales radiólogos hasta llegar al año 1964, donde, a través de distintas empresas, se logra la representación para la república Argentina en forma exclusiva de Toshiba, Fujinon, Nihon Kohden y, más adelante, Fujifilm. Este es el aporte que hago a Griensu, trabajar con las fábricas Japonesas a nivel mundial.

¿De qué se trataba, mayoritariamente, la aparatología y la técnica en esos años, a fines de los 60´s?
Hasta el año ´75, ´80, eran equipos de rayos X. Después empezó a evolucionar la industria argentina con ese tipo de equipos, pero de baja potencia, y tuvimos que dedicarnos a equipos de alta tecnología que, obviamente, no se fabricaban en el país. La industria argentina era una industria incipiente; existía un cierto mercado, reducido, y era una época de muchísima protección a todos los productos de la industria.
Había un tipo de ventas muy restrictivas. A tal punto que hasta la película radiográfica contaba con una sola fábrica en el país y no daba abasto, entonces el gobierno permitió importar el producto en grandes bobinas y fraccionarlas acá; ese fue nuestro comienzo en la introducción de producción de películas.


Me estaba diciendo que llega a Griensu, o estaba en Griensu, y acerca ese perfil de negocio.
En el año 1978 la evolución de Griensu dirigida a la parte médica de América era muy importante y entonces decidimos separar las organizaciones. El mismo grupo, los mismos accionistas, toda la estructura, dejando todo lo que es óptica y algunos productos importados como audífonos e instrumentos de control, refractómetros, etc. Decidimos vender el edificio que teníamos en la calle Florida al 100, porque se encontraba en una zona completamente comercial y de consumo más masivo, ya que no justificaba lo que era la parte médica. Ese mismo año, empezamos a crecer, superando muchos inconvenientes lógicos de una época bastante complicada en Argentina, y con un gran acompañamiento por parte de los japoneses. Toda nuestra representación era, ya, de origen japonés.
Siempre he tenido un apoyo incondicional por parte de Japón. Tanto es así que después de un tiempo, abrí el mercado de Toshiba en Chile, en Paraguay y en Uruguay.
Fue como dar el puntapié, la posibilidad de la inserción de Toshiba en Latinoamérica que no existía entonces.

¿Cómo se acompañó en los negocios, o influyó, si se quiere, el desarrollo tecnológico en aparatología, algo tan importante en el campo del diagnóstico por imágenes?
Toshiba empezó a evolucionar técnicamente en forma impresionante a partir de la tomografía computada. Ese fue el primer hito, al punto de convertirse hoy en el de mayor competitividad en el mundo. Esto nos ayudó mucho porque era un producto realmente muy demandado por el área médica. Introdujimos el primer tomógrafo completo; los primeros tomógrafos eran, en ese entonces, para la cabeza solamente. Nosotros, Griensu, trajimos el primero de cuerpo entero.
Y la innovación que fue haciendo Toshiba en ultrasonido, por ejemplo, fue sumamente importante. Contábamos con un respaldo, no solamente bajo el punto de vista de la relación humana, que era muy importante, sino también en relación con el desarrollo tecnológico de Toshiba, que aspiraba, en algún momento, a estar entre las tres más importantes empresas fabricantes del mundo.
En este momento, nosotros en la Argentina, somos líderes en la parte de tomografía y estamos avanzando mucho en la parte de sistemas de informática. Ese es el otro enfoque que se le está dando a la empresa, nos dimos cuenta que la radiografía convencional, va a quedar reemplazada y, entonces, hay que cambiar todo al departamento de investigación para el desarrollo de sistemas de información. Estamos trabajando muy firme en eso.

Se refiere a radiografía digital directa, por ejemplo?
Sí, y a los sistemas hospitalarios. Eso nos ha dado a nosotros también un campo de avanzada muy importante, en los últimos 5 ó 6 años. Ya estamos instalando, trabajando, y creo que somos la única empresa que está haciendo una integración tan importante en todo lo que es información clínica. Nos hemos podido mover siempre con una relativa comodidad, al no ser una subsidiaria de Toshiba, sino sus representantes. Esto nos ha permitido contar también con una empresa como Fujifilm, quien nos ha dado la exclusividad a nosotros en la comercialización de los sistemas para la salud. Hemos completado eso con la provisión de película radiográfica, y así podemos atender el mercado médico, atender el equipamiento, el insumo y los desarrollos tecnológicos que se avecinan.

¿Hay algún hecho característico, algo que destacar como conmemoración de los 100 años?
Bajo el tema científico vamos a propiciar algunas becas, y estamos viendo si las mismas pueden ser por residencia en el exterior. Vamos a pensar con las sociedades médicas correspondientes, en este caso, de radiología, la posibilidad de extender una beca para un trabajo determinado. Se está elaborando en este momento. Y en la parte social, estamos viendo la posibilidad de hacer una reunión invitando a las máximas autoridades para realizar una celebración y, fundamentalmente, para agasajar a nuestro personal que merece un fuerte reconocimiento.

¿Cuáles son las claves en la historia de la empresa, para mantener tantos años de excelencia?
Con el personal tenemos una relación muy buena. Acá hubo una crisis laboral importante en donde muchas compañías se tuvieron que desprender de empleados, fundamentalmente, porque nuestro negocio requiere una gran complementación con la asistencia técnica del service. Contamos con amplia cantidad de gente especializada, con ingenieros, técnicos y tuvimos dificultades porque, al no haber renta, aparecían como si fuera una mano de obra ociosa. Sin embargo, tuvimos toda la colaboración del personal y nunca hemos hecho ningún despido de carácter masivo. En ese sentido, Toshiba nos ayudó muchísimo, ya que nos permitió y nos pidió que atendiésemos el mercado latinoamericano con instalaciones y asesoramientos técnicos.
En un momento en que hubo acá una crisis, donde el resto de las compañías tuvo que desprenderse de alguna manera del personal especializado nosotros pudimos, con buena voluntad organizativa, utilizar ese personal en América. Y eso, de alguna manera, subsistió, ya que hoy tenemos también como trabajos importantes asesorar a los demás distribuidores de América, algunos de los cuales, los generamos nosotros. Incluso, trabajamos en perfeccionar médicos de otros países, acá.
Esto se relaciona con el apoyo incondicional que tuvieron de Japón siempre.
Ese es el apoyo que tuvimos. Fíjese que, y como orgullo lo tengo que decir, en un momento, en el año 1985, como demostración de lo que había entre nosotros, Toshiba compró un porcentaje chiquito simbólico. Y lo tenemos a Toshiba como accionista, con el 1%; es como una cosa simbólica. No es algo fácil que una compañía de esa magnitud tuviese ese gesto.

¿Cómo es el trabajo con el equipo médico que va a usar esa tecnología?
Yo le diría que es un proceso natural. Natural a partir de la manera en que nosotros estamos relacionados con el cliente. La ventaja grande nuestra es que no teníamos un directorio, a quien reportar. Entonces, nuestras decisiones eran rápidas y flexibles. Podíamos escuchar la necesidad que tenía mi cliente y tratar de resolverla. Se fue entablando una relación que fue muy amigable y ya son muchos años trabajando con la misma gente que nos había depositado su confianza. En el día de hoy tenemos algunos institutos que podemos considerar como vidrieras importantes de Toshiba, porque también es cierto que los radiólogos entendieron en algún momento que no era una cuestión solamente de precio, sino también de la importancia que tenía el post-service. Había que hacer un trabajo muy personal y demostrarlo. Con el acceso inmediato a los repuestos, con llegadas rápidas en cuanto al problema.
Y en cuanto a lo que compete a institutos privados, nos hemos desarrollado con el propio crecimiento del cliente.

¿Hay algo que señalar para el futuro inmediato de la empresa, ya sea desde un equipo particular o del crecimiento en la parte de informática?
En eso estamos trabajando: entendemos que el futuro de la empresa tiene que ser la diversidad de productos que puede proveer, no solamente los fierros.
Tenemos gente que está trabajando permanentemente en el desarrollo de todas las posibilidades con que contamos y confiados, realmente, en que la evolución técnica va a venir de Japón hacia nosotros. Estamos muy seguros de la unión que hay entre la empresa fabricante y nosotros. Soy el representante más antiguo de Toshiba del mundo. Y conociendo un poco la filosofía y el espíritu japonés, eso tiene un valor incalculable.
Nuestra gran preocupación, nuestra proyección, es la inversión en reforzar todo lo que sea servicios.

Artículos relacionados

Agfa en la JPR 2022

Diego Colusso, gerente de Producto de Agfa Brasil nos hizo un recorrido por el stand de AGFA en la JPR 2022. En la JPR están...

Entrevista al Dr. Alejandro Tempra

Dialogamos con el Dr. Alejandro Tempra, presidente del próximo Congreso CADI , presidente electo de FAARDIT y exitoso radiólogo, socio fundador de Imagen Diagnóstica...

Carestream en la JPR 2022

En el stand de Carestream nos recibieron Miguel Nieto, presidente de Carestream Health Latinoamérica e Irineu Monteiro, General Manager y Country Business Manager para...

Entrevista a Amit Trivedi

¿Podría decirme cuál es la visión de HIMSS sobre la interoperabilidad? Hola, mi nombre es Amit Trivedi. Soy el director sénior de estándares e informática...

Seguinos

2,319FansMe gusta
1,299SeguidoresSeguir

MÁS LEIDOS