jueves 30 junio, 2022
banner agfa

La radiología argentina en el contexto internacional

La especialidad radiológica, como tantas otras áreas de la medicina, está en constante avance y crecimiento.

Como todos los años, dialogamos con el doctor Ricardo García Mónaco, Jefe del Servicio de Diagnóstico por Imágenes del Hospital Italiano de Buenos Aires y Presidente del CIR (Colegio Interamericano de Radiología).

En esta oportunidad, el doctor analiza los últimos años de la historia de la radiología en el país y su inserción en el contexto internacional, apoyado en la profunda experiencia de su labor como uno de los principales referentes de la especialidad en el exterior.

¿Cómo se podría describir la situación actual de la radiología argentina en el contexto internacional?

La Argentina, históricamente, tuvo cierta notoriedad internacional en la especialidad radiológica entre los años 30 y 50 a través de radiólogos que, merced a su excelente desempeño individual, obtuvieron reconocimiento en el extranjero.

Por ejemplo, la primera vez que se estudió la vía biliar en forma directa con uso de contraste, fue a través de experiencias realizadas en nuestro país.

Como esta, hubo todo una serie de técnicas radiológicas que posibilitaron que la comunidad profesional argentina sea tomada como referente en el exterior.

Como en tantos otros aspectos de la realidad nacional, después de ese momento de expansión y a pesar del buen desempeño de muchos profesionales, hubo un silencio prolongado y se evidenció el desarrollo en la materia de otros países de Latinoamérica como Brasil y México.

Frente a este panorama, a mediados de la década del noventa, se dio la oportunidad de organizar el primer congreso mundial de la especialidad en Argentina.

Quienes estábamos trabajando en la Sociedad Argentina de Radiología en aquel entonces, nos pusimos la meta de realizar un gran congreso internacional y que ese hecho significase el puntapié inicial para reinsertar a la radiología argentina en el mundo.

Como se sabe, ese evento se llevó adelante en el año 2000 y fue un rotundo éxito, tan es así que, hoy día, se sigue tomando como modelo desde la Sociedad Internacional de Radiología (International Society of Radiology, ISR) respecto de cómo debe realizarse un congreso.

Todas las sociedades que tuvieron a su cargo un evento similar posterior al nuestro, se contactaron con Buenos Aires para recibir las pautas de trabajo, y no solo esto refiere a la cuestión científica, sino a como encarar la promoción, manejar un alto volumen de visitantes, desarrollar conferencias de calidad y, en definitiva también, lograr éxito económico.

Aprovechando la inercia que generó este exitoso congreso, establecimos en la S.A.R. como objetivo central, además de los que ya se cumplían y llevaban adelante, colocar a la radiología argentina en un buen sitio a nivel internacional.

El esfuerzo resultó doble ya que, en ese momento, fue cuando entró en default el país así que asumimos y cumplimos con todos los compromisos adquiridos, aún en esa instancia de crisis.

A partir de esta acción ejemplar, ¿se abrieron nuevos caminos para la radiología argentina?

Este buen trabajo nos permitió hacer una serie de acuerdos con entidades y países y así se posibilitó adentrarnos en la Sociedad Europea de Radiología, lo que nos ofreció un gran marco de acción.

Gracias a esto, también desde hace unos años, tuvimos un ingreso muy importante en la Sociedad Americana de Radiología, en RSNA.

En esta línea de trabajo arribamos al año 2007 donde la Sociedad Europea de Radiología nos invitó como posible anfitrión para su congreso del año 2010.

Todos los años, esta sociedad, invita a un país al evento para que exponga todos sus desarrollos radiológicos, con médicos de ese país, y que muestren lo que están haciendo.

Actualmente somos uno de los candidatos a llevar adelante ese rol, cosa que prestigia enormemente a la especialidad y es ya de por sí, un reconocimiento inapelable.

A su vez, la International Society of Radiology (ISR) solicita que, ahora que se conforma un nuevo comité, Argentina participe del mismo, dado la envergadura de los proyectos que el país lleva adelante en materia radiológica.

De hecho, tanto a la SAR como a la Sociedad Española de Radiología, nos confirieron la oportunidad de realizar un trabajo de transformación de la educación virtual de la entidad y, apoyados en la exitosísima experiencia del congreso virtual que realizamos en el CIR (Colegio Interamericano de Radiología), ser responsables de la puesta en marcha del mismo desde la ISR, como herramienta fundamental de llegada a todo el mundo.

¿Este crecimiento permitió, en la misma línea, un acercamiento con RSNA?

La RSNA (Radiological Society of North America) percibió que el congreso americano que lleva adelante, ya dejó de ser solo americano y que más del cincuenta por ciento de los trabajos científicos llegan del extranjero; otro tanto ocurre con los profesionales asistentes.

A partir de esta realidad, la entidad decidió conformar un Consejo Internacional que comenzó a funcionar desde el año pasado y del cual nuestro país forma parte a partir de la incorporación al mismo de mi persona.

En ese consejo se elaboran pautas que modificarán la forma de organizar el congreso de RSNA en el futuro.

Por ejemplo, se está decidiendo que los trabajos presentados por extranjeros, además de ser evaluados por un comité americano, sean evaluados por un comité internacional.

También se miden otros aspectos como, por ejemplo, mejorar la parte de logística para extranjeros: alojamiento, acceso de jóvenes profesionales, etc. Estamos llevando adelante un trabajo muy importante que implica un gran cambio conceptual.

En definitiva, esto demuestra que la radiología argentina está nuevamente muy bien considerada y con peso internacional y que el trabajo que hemos hecho desde los años noventa con la presidencia en la SAR del Dr. Rubén González Villaveirán, es muy bueno, se continúo trabajando en esa línea y los resultados se están cosechando.

¿Cómo afecta este crecimiento a la radiología en lo local?

Todo este trabajo, obviamente, repercute también en lo local. Actualmente estoy trabajando en la transformación del Servicio de Radiología del Hospital Italiano.

Un servicio que siempre fue muy bueno, que funcionaba muy bien a nivel local, pero con muy poca repercusión internacional y con un sistema de manejo que remitía a la modalidad de los años ochenta; o sea, que la gente estaba especializada por aparatología.

Desde mi desembarco como jefe del servicio y a partir de lo decidido con la dirección del hospital, se ha desarrollado un plan para transformar el servicio de radiología y llevarlo a un concepto del tercer milenio, muy bueno como siempre fue, pero con proyección latinoamericana e internacional.

Obviamente, la médula de la transformación es que tengamos un desarrollo por especialidades, por ejemplo: neuroradiología, diagnóstico e intervencionismo músculo esquelético, y varias más. Y, este desarrollo, debe realizarse más allá del aparato que usen los profesionales, buscando lo mejor para el paciente, para la financiadora y para la comunidad hospitalaria.

Esto implicó una gran inversión para enviar a capacitar a profesionales al extranjero.

Como consecuencia, esta acción permite contar con un plantel joven, de médicos entre los treinta y cincuenta años, que están altamente capacitados con el objetivo de tener un servicio compacto, de alta performance internacional.

El año pasado desarrollamos una nota respecto del proyecto multimedia del hospital, ¿cómo repercute éste en el servicio que usted lleva adelante?

Esto es clave.

El proyecto sigue adelante en tiempo y forma y calculamos que, a partir de junio comienza a funcionar todo el sistema de historia clínica completa con PACS y RIS incluido.

Obviamente, este hecho potencia notablemente el servicio porque ofrece la oportunidad de realizar telerradiología y, por ende, internacionalizarse al comunicar un caso, pedir una segunda opinión y todo lo que confiere a la parte cooperativa.

Además, dentro de lo que es el hospital y la comunidad radiológica particularmente, permite una interconexión enorme a través de esta autopista informática logrando un proceso de comunicación global entre especialidades muy importante.

Este es un proceso, el de la internacionalización, que compete a todo un proyecto general del hospital que aspira, no ya a ser el mejor centro del país y uno de los mejores de Latinoamérica, sino uno de los mejores hospitales del mundo.

Artículos relacionados

Entrevista al Dr. Jorge Docampo

Me presento para aquellos que no me conocen, soy Jefe de Servicio de Neuroimágenes de la Fundación Científica del Sur, también soy médico de...

La vida dedicada a la docencia

La Dra. Beatriz González Ulloa inició sus pasos en el mundo de la radiología en el Centro Médico Nacional de Occidente en Guadalajara, México,...

El futuro de la salud está conectado

Felipe Basso es director de sistemas de salud de Philips en Brasil. En JPR están mostrando el portafolio de servicios y soluciones médicas para...

Medios de Contraste

Dr. José Alberto Briceño Polacre, Médico radiólogo, doctor en ciencias médicas, past president de la Sociedad Venezolana de Radiología, Profesor del Colegio Interamericano de...

Seguinos

2,319FansMe gusta
1,308SeguidoresSeguir

MÁS LEIDOS