jueves 2 diciembre, 2021
banner agfa

La Radiología y la Educación Virtual

El doctor Miguel E. Stoopen es presidente del CIR (Colegio Interamericano de Radiología) y Presidente del recién celebrado XXIII Congreso Interamericano de Radiología, además de un profesional con amplísima trayectoria y reconocimiento mundial en el campo de la radiología y el diagnóstico por imágenes. En esta entrevista, dialogó con Diagnóstico acerca de las últimas novedades y proyectos que está llevando adelante el CIR, como también de la actualidad de la disciplina.

¿Cuáles son las últimas novedades respecto de las actividades llevadas adelante por el CIR (Colegio Interamericano de Radiología)?

La novedad en el CIR (Colegio Interamericano de Radiología) es la educación por medios electrónicos. La historia de esto se remonta hace un año y medio en donde dos grupos, uno español y otro argentino, la Sociedad Española de Radiología Médica y la Sociedad Argentina de Radiología, acordaron implementar algunos mecanismos para armar un congreso virtual. Estas acciones fueron dirigidas por el Dr. Francisco Javier Rodríguez Recio y por el Dr. Alejandro Beresñak; fueron respaldadas por sus respectivas sociedades y, en marzo del 2005, solicitaron al Colegio Interamericano el aval mismo que les fue otorgado.
Un siguiente capítulo es que en el mes de junio, se llevó a cabo, con todo éxito, el Primer Congreso Virtual de Radiología. Cuando digo primer, me refiero al primero en el mundo, ninguna otra sociedad médica ha hecho esto. El éxito fue muy importante, puesto que más de mil ochocientas personas del continente americano y de España se inscribieron. Y se llevó a cabo de manera totalmente virtual, en la dirección www.radiologiavirtual.org.

Todos los inscriptos, durante treinta días, tuvieron conferencias, chats, discusiones, evaluaciones, etc.
El tercer capítulo de esta historia se lleva a cabo en la ciudad de Chicago durante el pasado congreso de la RSNA (Radiological Society of North America) en donde el grupo español, el grupo argentino y el Colegio Interamericano de Radiología nos reunimos, evaluamos los resultados y llegamos a la decisión de que fuera el CIR quien absorbiera este proyecto.
Entonces, a partir de fines del año pasado, el Colegio se ha hecho cargo de esa plataforma web y ha iniciado una serie de proyectos de educación.

¿De qué tratan esos proyectos?

Un primer proyecto, que comenzaremos en julio y que fue impulsado por el Dr. Alejandro Beresñak, consistirá en una serie de conferencias acerca de Resonancia Magnética de cuerpo entero. La información de esto se puede encontrar en www.cirradiologia.org, con la totalidad del programa y los profesores.

Tenemos también listo un nuevo proyecto en el que van a participar los residentes de países del continente Americano y de España.
Para llevar adelante este propósito, el CIR fundó un Departamento que tiene el nombre de Departamento de Educación Electrónica Electrónica. Este departamento se encargará de dos cosas: una, en los años pares, llevará adelante proyectos como los antes mencionados. En los años nones, repetirá el congreso virtual.

En esta forma, el Departamento de Educación Electrónica, que preside y coordina el Dr. Rodríguez Recio, estará generando educación en forma permanente.
Mi comentario como presidente de CIR es que hemos encontrado una forma más realista y práctica de llevar la educación, porque la estamos llevando a la casa o a la oficina del radiólogo.

Durante más de sesenta años hemos hecho congresos en diferentes ciudades, en forma conjunta con sus congresos nacionales a los que acuden entre cinco y treinta personas de los otros países. Los congresos tradicionales sin embargo, siguen siendo muy importantes, pues además de reforzar al congreso nacional, permiten el contacto directo entre los radiólogos, los profesores, los líderes de opinión y a la vez con la industria, lo que tiene gran importancia para el progreso de la especialidad.

El congreso virtual no compite con el tradicional.

Brinda la oportunidad agregada de llevar educación en los años alternos y si bien carece de algunas cualidades del congreso tradicional, tiene la ventaja potencial de llevarla a lugares distantes. Lo interesante es que, no solo es una oportunidad teórica, sino que ya se comprobó su factibilidad. Creo que esto ha sido muy importante y lo será cada vez más aún, porque hay varios organismos radiológicos a nivel mundial que han comenzado a trabajar con nosotros para tratar de aplicar ellos la experiencia, en otras partes del orbe.

¿Quiénes son los destinatarios finales de estos proyectos?

Las personas que son miembros del CIR, que son los cerca de 55 mil radiólogos de América y España, que se enteran de esto por la información que reciben del CIR. Algo muy interesante de resaltar es que pueden inscribirse sin costo. Basta un simple registro electrónico para poder acceder al portal.

Usted participó en la última Jornada Paulista de Radiología, ¿cuáles fueron sus impresiones principales de la misma?

La JPR es el congreso más grande de habla latina en el continente americano. Es el más importante por el número de los asistentes y por la amplitud del temario, además de ser un congreso muy dinámico. Mi impresión después de no haber ido por seis o siete años, es que la capacidad organizativa de la Sociedad Paulista de Radiología ha progresado enormemente y que en este punto fue muy bueno.

¿Cuáles son sus comentarios respecto del reciente XXIII Congreso Interamericano de Radiología del CIR celebrado en conjunto con el de la Sociedad Española de Radiología (SERAM), en Zaragoza?

Bueno, es el primer Congreso Interamericano que se hace fuera de nuestro continente y si me pide calificarlo en dos palabras le diré que tuvo un “gran éxito.

Lo anterior gracias al gran esfuerzo organizativo desplegado por los Comités organizadores del CIR y la SERAM y por la muy alta calidad de los treinta profesores del continente americano que fueron invitados por el Comité Científico del CIR y que alternaron con una pléyade de grandes profesores españoles. El congreso tuvo un temario muy amplio dividido en once subespecialidades, cubriendo prácticamente todas las áreas de interés actual. Fue un congreso con presentaciones de alto nivel, y que, en cuanto a los españoles, mueve mucho a radiólogos jóvenes.

Es un evento que ha sido innovador en cuanto a los congresos latinos, en haber sido el primero en colocar sus trabajos póster en formato electrónico, ejemplo que ya ha sido adoptado por México y ahora por la Argentina lo cual es una gran ventaja pues facilita grandemente la elaboración del cartel y permite a la Sociedad mantenerlos en su página web durante largo tiempo, brindando así al autor la posibilidad de que su trabajo sea visto en todo el mundo.

A la luz del presente de la radiología en particular y el diagnóstico por imágenes en general, nos gustaría que nos transmitiese cuáles son, a su criterio, los desafíos que enfrenta la especialidad en el futuro inmediato.

Los desafíos son variados, a veces los mismos y, a veces, diferentes en nuestros países. Para los países Latinoamericanos, el progreso tan acelerado de la tecnología y la rápida obsolescencia es un hecho que hace que pocos radiólogos y pocas instituciones logren seguirle el paso. Tenemos en nuestros países los lugares elitistas que logran más o menos, pero al grupo principal de los radiólogos les es muy difícil acceder al up grade, a la renovación de la tecnología. Esto es menos notorio en los países más desarrollados.

Otro desafío es la falta de reglamentación para la práctica de la especialidad y la competencia desleal y generalmente de baja calidad de gentes no competentes, en detrimento de los radiólogos preparados y en última instancia de los enfermos.

Es indispensable que los radiólogos y nuestras sociedades trabajemos con los legisladores de nuestros países para superar esta problemática.

Pero tal vez el mayor desafío es la educación. Es bien importante elevar el nivel de educación en nuestros países, no sólo médica y técnica, sino educación general. Incluso hemos palpado como es necesario que los radiólogos puedan acceder a la información global en lenguas extrajeras, particularmente el inglés. Pero bueno, la mejor parte de esto último es que la situación puede cambiarse si se hace el esfuerzo y el CIR se esfuerza en ello.

Nuestros colegios y sociedades están destinados y deben trabajar en elevar la educación de los radiólogos. Si cumplimos con esa misión, estaremos haciendo lo correcto.

Artículos relacionados

Siemens Healthineers, una empresa que pone por delante al paciente

Dialogamos con Katya Podnebesnova quien lleva en Chile más de 23 años, país al que llegó por cuestiones familiares. Estudió en Rusia y Corea...

La travesía de Cooky Menias: de Egipto a editora de RadioGraphics

Entrevista a la Dra. Cooky Menias Hoy, me complace charlar con la Dra. Christine Cooky Menias del Departamento de Radiología de la Clínica Mayo en Phoenix, Arizona,...

La SOCHRADI frente a la pandemia

Dialogamos con el Dr. Roberto Miranda León, Tesorero de la Sociedad Chilena de Radiología, quien nos contó cómo la sociedad se adaptó a la...

Netmed Solutions y un exitoso cierre de año

Hemos tenido el honor de entrevistar a: Juan José Carballo, CEO; Axel Leidi, Gerente Comercial; Magalí Bernal Real, Gerente de Servicio y Mariana Carballo...

Seguinos

2,308FansMe gusta
1,266SeguidoresSeguir

MÁS LEIDOS