miércoles 1 diciembre, 2021
banner agfa

Revolucionaria técnica de imagen permite evitar biopsias hepáticas y orientar terapias en pacientes con enfermedades hepáticas crónicas

La elastografía de transición o  Fibroscan es un sistema no invasivo, rápido y completamente indoloro que valora la fibrosis hepática midiendo la rigidez del tejido, permitiendo reducir en más de un 50%  las biopsias en pacientes con enfermedades hepáticas crónicas.


Esta tecnología, que se asemeja a un sofisticado ecógrafo, permite evaluar la severidad del daño hepático en todo paciente que presente una enfermedad crónica del hígado y decidir terapias en múltiples patologías, por ejemplo en portadores de hepatitis C o B, enfermedades de alta prevalencia en nuestro país.
La nueva aparatología es utilizada también para evaluar el estado del hígado en pacientes con trasplante hepático y es particularmente ventajoso en los portadores del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) que están coinfectados por el de la hepatitis C o B.
El Fibroscan  pueda ser utilizado para evaluar fibrosis en otras hepatopatías como las hepatitis autoinmunes, las hepatitis asociadas a hígado graso y la enfermedad hepática secundaria al consumo de alcohol.

El Hospital italiano de Buenos Aires, presentó con el equipo del Servicio de Diagnóstico por Imágenes y de Hepatología, la técnica de vanguardia denominada Fibroscan, que permite evaluar la salud del hígado.
De esta manera, el Hospital Italiano de Buenos Aires, se convierte en la primera institución en el país y Sudamérica en poseer está tecnología, la cual permitirá reducir significativamente las biopsias hepáticas y decidir tratamientos en pacientes con enfermedades hepáticas crónicas.

Este nuevo estudio diagnóstico no invasivo es más rápido, indoloro, evita punzar el hígado y así  las molestias y complicaciones que ello conlleva, declaró el Dr. Adrián Gadano, Jefe de la Sección de Hepatología del Hospital Italiano de Buenos Aires. Asimismo, afirmó que este avance en materia de imágenes permite evaluar la necesidad de terapias en pacientes portadores de enfermedades hepáticas crónicas, a través de un método incruento.
Este nuevo dispositivo, la elastografía de transición o Fibroscan,  funciona de manera similar a un sofisticado ecógrafo, y evalúa la salud del hígado a partir de su elasticidad. Cuanto más elástico se observe, más sano se encuentra. 
El diagnóstico de fibrosis hepática hasta ahora estaba en manos de la biopsia.

La elastografía de transición, producto de los avances de las técnicas de imagen, permite  sustituir las biopsias en un número sustancial de pacientes y liberarlos de esta técnica invasiva que no está exenta de complicaciones, que requiere anestesia, preparación previa por parte del paciente y cuyos resultados pueden obtenerse una semana después, declaró el Prof. Dr. Ricardo García Mónaco, Jefe del servicio de Diagnóstico por Imágenes del Hospital Italiano de Buenos Aires y Profesor Titular de la Universidad de Buenos Aires.
Asimismo, el Dr. Gadano agregó que más de la mitad de los pacientes que deben pasar por una biopsia experimentan dolor y siempre existe un riesgo de hemorragia.
Explicó también, que la muestra obtenida en la biopsia sólo representa una parte entre 50.000 del total de la masa hepática, por lo cual se hace una extrapolación del estado general del órgano a partir del resultado que se obtiene de una pequeña muestra. Como consecuencia pueden obtenerse resultados falsamente positivos o negativos. La evaluación obtenida por el Fibroscan es mucho más representativa de la totalidad del hígado.

Fribroscan
La Elastografía de transición o Fibroscan (nombre comercial) ya es utilizado en algunos de los principales centros del mundo. Para estar a la altura de la incorporación de dicha tecnología,  profesionales del Servicio de Diagnóstico por Imágenes han realizado su capacitación en el exterior.
 Este sofisticado equipo funciona de manera similar a la de un ecógrafo. El estudio del hígado a través de este método dura de 5 a 10 minutos, tiempo que le lleva al dispositivo evaluar si el órgano está intacto o  si  presenta daños y la magnitud del mismo. El resultado se obtiene en forma inmediata y se puede realizar frecuentemente de manera segura.
La información sobre la rigidez del tejido se obtiene a través de la emisión de dos tipos de ondas: una pulsátil vibratoria que penetra en el tejido hepático y otra de ultrasonidos que capta a qué velocidad se propaga la primera. Un programa informático procesa estos datos y da un  valor. El dígito obtenido se relaciona con la severidad del daño hepático.
Si la onda vibratoria viaja más rápidamente es un signo de que es poco elástico y por consecuencia existe una lesión. A menor velocidad, el tejido presenta mayor elasticidad y por consecuencia un pronóstico mejor, explicó el Dr. Ricardo García Mónaco, Jefe del Servicio de Diagnóstico por Imágenes.
Cuando el hígado es atacado, independientemente de la causa, se produce un proceso inflamatorio que posteriormente genera cicatriza en forma de fibrosis. Si la lesión se prolonga en el tiempo, es decir, se hace crónica la fibrosis se va extendiendo. El hígado puede cambiar su arquitectura y si la cicatrización se agrava se afecta el flujo sanguíneo y aparecen la cirrosis y la hipertensión portal. Entonces, el riesgo de insuficiencia hepática y de cáncer son más elevados”, declaró el Dr. Adrián Gadano, Jefe de la Sección de Hepatología, del Hospital.

Biopsia vs. Fibroscan
Conocer el estado del hígado en pacientes afectados y cuando iniciar un tratamiento es una de las principales funciones que cumple la biopsia.  Con la nueva técnica de imagen este proceso es más sencillo, indoloro, más rápido e inocuo.
Estudios científicos han comparado estos dos métodos en pacientes con hepatitis crónica. De allí se deduce que el Fibroscan puede ser tan eficiente como las biopsias en algunas situaciones.
Como todo método diagnóstico, el mismo no puede ser aplicado a la totalidad de los afectados, ya que en los pacientes con obesidad mórbida, costillas muy juntas y que acumulan líquido en el abdomen, esta técnica no es aconsejable ya que existe cierta dificultad para que la misma sea efectiva.

Datos de Interés
Entre los principales beneficiarios se encuentran aquellas personas que presentan hepatopatías crónicas que puedan a largo plazo desarrollar una cirrosis salvo que el tratamiento frene el proceso. La posibilidad de evaluar precozmente la severidad del daño con Fibroscan es de gran utilidad para decidir conductas que eviten un daño aún mayor.
El prestigio y la confianza obtenidos por el HOSPITAL ITALIANO en sus más de 150 años al servicio del cuidado de la salud, se fundamentan en su búsqueda constante de la excelencia, en sus trabajos de investigación y formación de profesionales y fundamentalmente en el respeto de la dignidad individual que brinda a cada paciente.

Artículos relacionados

Ecografía de nervios periféricos

Dr. Rafael BarousseMédico Especialista en diagnóstico por Imágenes y Medicina del Deporte. Integrante del grupo de trabajo de patología Musculoesquelética del centro Rossi de...

Nuevo tomógrafo provisto por FARKIM

En Octubre se puso en marcha un tomógrafo SOMATOM GO NOW con HIGH PERFORMANCE PACKAGE de Siemens Healthineers en el Sanatorio PrivadoGatti ubicado en...

La importancia de la ecografía clínica como método de cribado inicial: a propósito de un caso de dolor lumbar

TITLE: THE IMPORTANCE OF CLINICAL ULTRASOUND AS AN INITIAL SCREENING METHOD: REPORT OF CLINICAL CASE OF LOW BACK PAIN. AUTORES 1.- Dr. Martín Rodriguez Perez Servicio...

Nueva serie de pantallas de imágenes radiológicas se mostrará en RSNA 2021

Entre el 28 de noviembre y el 2 de diciembre de 2021, la 107ª Asamblea Científica y Reunión Anual de la Sociedad Radiológica de...

Seguinos

2,308FansMe gusta
1,266SeguidoresSeguir

MÁS LEIDOS