Carestream lanza el Sistema de Rayos X DRX Compass

Por Barbara Domb.

Mayo 2021

¿Listo para viajar al futuro? Carestream presenta el DRX-Compass, el sistema de rayos X que vino a revolucionar el diagnóstico por imágenes.

 

¿Qué es el DRX-Compass?

El DRX-Compass es un sistema digital de rayos X, con posibilidad de automatización full. Este equipo nació en base a la voice of the customer. Concretamente, heredó muchas de las funcionalidades de automatización, Inteligencia Artificial (IA) y mejoras de flujo de trabajo, que tenía nuestra solución premium: el DRX-Evolution; pero con adaptaciones específicas para contar con un producto que sea mucho más adecuado, especialmente, para Latinoamérica.

El gran logro del DRX-Compass es que, al ser una solución que viene a reemplazar el Ascend Digital, entra en un nivel de alta gama en especificaciones y funcionalidades, con un costo muy accesible para nuestros mercados.

Además, las dos grandes diferencias con el Ascend Digital son:

• El software ImageView.
• La Inteligencia Artificial, en parte heredada y en parte desarrollada específicamente para este producto.

¿Cuáles son los componentes que más se destacan en el DRX-Compass?

• Automatización full
• Escalabilidad
• Inteligencia Artificial
• LLI automático

Porque estos componentes habilitan a que se puedan hacer más estudios en una misma unidad de tiempo y con mayor calidad y el Auto LLI facilita la adquisición de imágenes de huesos largos.

¿Qué significa que tenga Automatización full y Escalabilidad? 

Que son equipos básicos pero muy completos en cuanto a funcionalidades. Se puede construir con muchos opcionales, ir escalando a nivel de inversión continuando y redoblando la apuesta con nuestro concepto de X-Factor. Este consiste en reutilizar tecnología, ya invertida por las instituciones, en productos de mayor performance, sin tener que pagar nuevamente.

La configuración con el DRX-Compass es escalable, lo que significa que el cliente puede tener un equipo básico y lo puede escalar. En nuestras regiones es una gran ventaja desde el punto de vista financiero, porque permite tener una solución premium con una inversión inicial más acotada. En definitiva, permite acompañar el crecimiento de la institución con mejores aparatos, de forma escalable.

¿Qué beneficios brinda la IA?

El DRX-Compass permite hacer estudios más rápidos con menor dosis y con mayor facilidad de operación para los técnicos. Además, a nivel de posicionamiento, dosis, colimación automática, ajuste automático de técnica, permite conseguir una imagen magnífica y a su vez de forma rápida. 

Así mismo, en cuanto a la IA en rayos X, salvo en el caso de los equipos de las multinacionales, el resto del mercado no tiene esa funcionalidad en sus equipos. De hecho, el DRX-Compass está al mismo precio que los equipos que no la tienen. Esto último representa un costo de segmento medio con funcionalidad de segmento alto.

Esto tiene diferentes beneficios:

El técnico radiólogo: se ve beneficiado por la velocidad para realizar los estudios. Puede hacer más estudios en la misma unidad de tiempo, obtiene una imagen muy superior al standard gracias al software combinado con la IA. Esto le permite ajustar la dosis específica para cada tipo de parte del cuerpo y contextura del paciente.

El paciente: el estudio es más veloz. Además, en la coyuntura actual de pandemia, le permite estar menos tiempo dentro de una institución con riesgos de contagio. Por último, recibe menos dosis.

El administrador/dueño/gerente financiero de la clínica: obtiene un retorno de la inversión más rápido, por la velocidad en la que se pueden hacer los estudios. Asimismo, se puede ir escalando la solución sin necesidad de una inversión inicial tan grande. Además, si tuviera detectores en la institución, se pueden reutilizar.

 

¿Qué es el X-Factor?

Una de las mejores características de los sistemas de rayos X. Este es el único equipo que permite reutilizar el 100 % de los detectores de nuestro portafolio; ya sean los detectores DRX Plus (los más premium) o los DRX Focus (los más value). Por ejemplo: una institución que tiene un DRX Focus, puede comprar un equipo sin el detector y el valor de entrada se hace sensiblemente menor (entre un 30% y un 40% menos). Luego, puede reutilizar el detector del equipo anterior.

 

¿Cómo funciona el motor Eclipse?

El DRX-Compass utiliza tecnología de rayos X convencional con el software clínico ImageView, que tiene el motor Eclipse y la IA que mejora todo lo mencionado anteriormente.

Con Eclipse hay detalles en la imagen que, previo al procesamiento, son invisibles al ojo humano pero, al procesarlas, salen a la luz. El radiólogo puede hacer su diagnóstico con muchísima más información.

Eclipse utiliza algoritmos específicos para lograr visualizar un detalle fino con alta calidad. Al mismo tiempo, ofrece, de acuerdo con el gusto radiológico del médico, diferentes estilos o vistas de la misma imagen. Esos looks se presetean. La IA hace que, dependiendo del tipo de cuerpo o del profesional que vaya a diagnosticar, se aplique ese algoritmo a la imagen capturada. Esto le permite tener al profesional que vaya a diagnosticar una imagen óptima.

En conclusión, el DRX-Compass se destaca por:

• La escalabilidad. 

• Elimina el tema de la obsolescencia tecnológica.

• Permite reutilizar el detector de un equipo menos premium.

• Ahorra dinero y tiempo.

La relación eficiencia-costo, por el costo de un producto como este, es inigualable. Se pueden hacer más estudios, con mejor calidad y con una inversión escalonada.

Este equipo tiene su lanzamiento a nivel mundial con montaje de piso para Mayo 2021. En cuanto al equipo con montaje de techo ya está disponible.