miércoles 1 diciembre, 2021
banner agfa

AGFA comparte su experiencia Integración de RIS y PACS, todo un desafío a favor del médico en su flujo de trabajo

Entrevistado: Omar Larrosa

En Argentina, AGFA ha aceptado el desafío de instalar soluciones integradas de RIS-PACS en el Hospital de Pediatría Prof. Dr. Juan P. Garrahan. Revista Diagnóstico entrevistó a Omar Larrosa, Services Manager para Argentina, Uruguay y Paraguay de Agfa Healthcare, quien habló de las ventajas y reto de implementar esta herramienta en una institución con tanto flujo de pacientes.


¿Cómo ha sido la experiencia en el Hospital Garrahan?

En el caso del Hospital Garrahan se está desarrollando un proyecto que tiene un año de duración, el cual involucra muchísimo equipamiento.  No se trata únicamente de la solución de RIS-PACS en lo que respecta a servidores, sino del proceso de instalación y de los beneficios que brindan estas herramientas a los usuarios finales.
El proyecto implica hacer un tendido de cables de electricidad y de red, lo que por su  complejidad representa unos 4 meses de trabajo de cableado; son aproximadamente ciento cuarenta puestos de usuario final, a los que hay que llegar con electricidad y red. Toda esta etapa requiere recibir el asesoramiento e información por parte del Hospital sobre su conectividad de electricidad.


En ese sentido, ¿Cómo ha sido la interacción con el Hospital?


El Hospital Garrahan formó un equipo interdisciplinario para armar el pliego; ese equipo lo integran personal de sistemas relacionado con los temas de red y uno de los responsables del mantenimiento que conoce el entrepiso técnico del Hospital,  Este equipo se encuentra aún conformado y manteniendo reuniones con nosotros.  En el área  médica hay dos segmentos, a saber: el jefe de servicio que, digamos, es la autoridad conceptual que definió el alcance del proyecto a licitar y otro profesional del departamento de imágenes que es el gerente de proyecto.


¿Para la realización del proyecto se contrató personal externo?

No, es todo personal de planta del Hospital, nosotros con todos los clientes armamos un equipo espejado con  interlocutores de la institución, de esa manera, nos aseguramos de que cada área se maneje de forma correcta y con el lenguaje pertinente. En principio, necesitamos gente que ya conozca sobre el Hospital, de ahí que los trabajos para los proyectos generalmente se encaren con personal experto de cada una de las áreas. 
En este aspecto, la complejidad mayor que tienen en el Hospital Garrahan es la cantidad de usuarios a los cuales les va a llegar nuestro producto, por eso nuestro mayor reto va a ser la distribución de todos los equipos para las estaciones de diagnóstico, las estaciones de visualización y cómo el personal que va a estar sentado delante de esas máquinas es capacitado para el uso de esta tecnología.


En este proyecto específico ¿los usuarios van a tener otro nivel de complejidad?

No, es complejo por la cantidad de personas, pero la solución que nosotros vendemos de  RIS-PACS es la misma que vendemos a todos los clientes, la complejidad es adaptar esa tecnología a la realidad de cada lugar. 


En el Garrahan este proyecto es más complejo por la cantidad de usuarios que van a utilizar el sistema, lo que representa el Garrahan para la salud pediátrica en este país hace que los volúmenes de consulta, los volúmenes de pacientes y la cantidad de profesionales involucrados sea muy grande y trabajando las 24 horas.  En este momento, lo que consideramos el mayor reto es hacer llegar el cableado y la red a todos los lugares y una vez instalado el sistema, que los usuarios entiendan verdaderamente como usarlo para dar salud.


La última parte que corresponde a la capacitación ¿la hacen en el mismo lugar de trabajo?


La capacitación la armamos en conjunto con el cliente, es un calendario de capacitaciones y se realiza en un lugar donde se pueda hacer un aprendizaje sin interrupciones. El Hospital destinó una sala para el proyecto, la que se va a usar para dictar sucesivas charlas a grupos reducidos de personas.  Posteriormente nosotros vamos a capacitar a personal propio del Hospital para que sea el primer nivel de soporte para los usuarios.  Este personal capacitado podrá contestar las preguntas básicas por ejemplo acerca de cómo hacer un procedimiento en el sistema; así, hay una etapa en la cual el usuario va a estar frente a la máquina aprendiendo y cuando le surja una duda, va a tener gente dentro del hospital que le va poder explicar el funcionamiento.


¿Quiénes son los encargados de dictar esta capacitación?


Nuestros especialistas. Entre todas las áreas que tiene el equipo de implementación están los especialistas de aplicaciones, que son los que están  encargados de configurar el sistema y entrenar al personal de soporte del Hospital.
Entonces, en una primera etapa nosotros entrenamos a gente que después multiplicará esa información a todos sus compañeros. En este sentido, los que dan el curso inicial son especialistas de AGFA, pero después el personal del Hospital va capacitando a sus pares y fijando los conceptos que aprendieron; en ese proceso, se generan expertos propios del Hospital, aunque siempre cuenten con nosotros para apoyarlos.
En esta etapa del proyecto estamos destinando dos personas para hacer lo que es el reglamento del flujo del trabajo: un especialista de aplicación y un especialista de integración. En el momento de hacer las configuraciones del sistema anticipamos que se sumen dos o tres personas más.

¿Siempre emplean esta manera de trabajo?

Sí.  La metodología y el contenido siempre son iguales, lo que cambia es el calendario a nivel de esfuerzo, dado por la cantidad de gente por sala dependiendo del tamaño y la cantidad de usuarios a capacitar.  En realidad el objetivo que tenemos en esta etapa es que todos los usuarios, una vez que se ponga el sistema en marcha, estén capacitados antes de que el sistema llegue a su computadora. 


¿De qué manera se puede explicar el flujo de trabajo con RIS y PACS?


La solución departamental de RIS y PACS tiene dos sistemas principales: el RIS, que se encarga de registrar todo el flujo de atención del paciente del sistema y el  PACS que se encarga de almacenar las imágenes, presentársela a distintos usuarios y después distribuirlas dentro del hospital. 
Así, todo el flujo comienza siempre con la solicitud de un médico clínico que le pide al paciente el estudio, lo que puede venir  en papel o vía pedido electrónico dentro de un sistema.  Esa solicitud – dependiendo del tipo de estudio – se puede atender mediante presentación espontánea donde el paciente ingresa directamente en ese momento a hacerse la práctica, o por un agendamiento si el lugar ya tiene una agenda corporativa para todos sus servicios; lo que nosotros hacemos es integrarnos con esa agenda. 
Una vez que el paciente llegó y va a hacerse el estudio hay un módulo de recepción donde se le atiende y se confirma su arribo, esto le da la información a dos lugares: a la lista de trabajo del técnico radiólogo con la orden médica escaneada y a la lista de trabajo de la modalidad, entonces -una vez que se validó la identidad del paciente en la recepción con toda la documentación disponible- nadie más toca la identidad del paciente y esa es la principal diferencia entre implementar una solución RIS-PACS a solo un PACS, donde se tiene que ingresar en cada modalidad los datos del paciente a mano.
Al estar esos dos sistemas integrados, la identidad del paciente está asegurada, esa es la gran diferencia entre las dos formas de implementar esto; una vez que el técnico realiza el estudio se cierra, se registra todo el trabajo en el RIS donde se pueden a su vez ingresar comentarios adicionales para que vea el médico, de modo que cualquier información que el técnico considere relevante para el médico se puede agregar.  Al cerrar la lista de trabajo del RIS  y cerrar el estudio en la modalidad una vez finalizado, el sistema valida que todo corresponda, que la identidad que viene de la modalidad corresponda con la identidad que viene del RIS y una vez que está validado se lo presenta al médico como un informe. 
El informe generalmente se hace en una estación de diagnóstico que es donde el RIS y el PACS se juntan y ves las dos cosas en el mismo lugar, el médico informa mirando en monitores de diagnóstico y puede utilizar sistemas de reconocimiento de voz o de dictado digital;  con este último hay una transcripcionista que transcribe y después el médico valida.

¿Esa función de reconocimiento de voz la comercializa AGFA?


Nosotros la tenemos incluida, si tenemos integrada una solución de reconocimiento de voz, pero no es propia de AGFA sino que es una empresa aparte llamada NUANCE
Esta es una herramienta que es de uso común inclusive entre diferentes marcas de proveedor de RIS y PACS, por eso hay distintas empresas que también usan NUANCE. Lo que es muy bueno es que tiene versiones o protocolos de reconocimiento de voz que se adaptan al ámbito médico e inclusive a sectores geográficos del mundo, para nosotros que tenemos diferentes formas de hablar en Latinoamérica o en España es útil que esté localizado.
Una de las principales cosas que pasa cuando incorporan este tipo de tecnología me parece que los médicos que se dedican a la radiología tienen una gran expectativa de que este sistema les optimice el trabajo y todas estas herramientas tienen que estar pensadas e integradas de manera tal de poder satisfacer cualquiera de los requerimientos, porque los médicos son todos diferentes.


¿Cómo ha sido la aceptación médica a este proyecto?


En este aspecto, es muy importante alinear lo que ellos esperan con lo que verdaderamente compraron, porque muchas veces hay cosas que el sistema no hace u otras veces que hace eso y siete cosas más que los médicos ni siquiera pensaban que podían hacer.
Una de las cosas que generalmente pasa es que los médicos empiezan a disfrutar el sistema aproximadamente después de un año de usarlo, porque en  ese tiempo comprenden verdaderamente todas las ventajas que tienen los sistemas, qué es a lo que más le puedan sacar el jugo ellos desde su posición de médico y cómo hacerlo perteneciendo a un equipo de imágenes. 
Nosotros tenemos la posibilidad de ver todo ese cambio y lo que al principio era la necesidad de aprender después se torna en la necesidad de mejorar, pero puede ser mejorar velocidad o puede ser mejorar el uso de los estudios históricos; al principio ellos estaban preocupados en entender cómo se usa el sistema, pero ya después de un tiempo se dan cuenta que la productividad cambia con la riqueza del diagnóstico.
Cuando los profesionales empiezan a disfrutar el conocimiento y a entender cómo sería la mejor versión de PACS o de RIS o de RIS-PACS que ellos quieren tener en sus servicios, comprenden por qué la red tiene que tener una determinada velocidad,  por qué el reconocimiento de voz sirve para un tipo de estudio, para otro tipo de estudio prefieren seguir dictando, probaron las diferentes herramientas y deciden que es lo más útil para su trabajo.

Artículos relacionados

Nuevo tomógrafo provisto por FARKIM

En Octubre se puso en marcha un tomógrafo SOMATOM GO NOW con HIGH PERFORMANCE PACKAGE de Siemens Healthineers en el Sanatorio PrivadoGatti ubicado en...

Nueva serie de pantallas de imágenes radiológicas se mostrará en RSNA 2021

Entre el 28 de noviembre y el 2 de diciembre de 2021, la 107ª Asamblea Científica y Reunión Anual de la Sociedad Radiológica de...

Agfa Lanza su nuevo equipo móvil digital DR 100s, una nueva fuerza en imágenes móviles

Durante el Congreso Argentino de Diagnóstico por Imágenes (CADI) 2021 que tuvo lugar del 28 al 30 de octubre en Modalidad Virtual, Agfa lanzó...

Siemens Healthineers, una empresa que pone por delante al paciente

Dialogamos con Katya Podnebesnova quien lleva en Chile más de 23 años, país al que llegó por cuestiones familiares. Estudió en Rusia y Corea...

Seguinos

2,308FansMe gusta
1,266SeguidoresSeguir

MÁS LEIDOS