jueves 2 diciembre, 2021
banner agfa

La travesía de Cooky Menias: de Egipto a editora de RadioGraphics

Entrevista a la Dra. Cooky Menias

Hoy, me complace charlar con la Dra. Christine Cooky Menias del Departamento de Radiología de la Clínica Mayo en Phoenix, Arizona, y la editora designada de RadioGraphics. 

Bueno, Cooky, empecemos pidiéndote que nos cuentes un poco sobre ti. ¿Dónde naciste y dónde creciste?


Nací en Egipto en lo que llamamos Alto Egipto, Malawi, el parto fue en casa con la ayuda de mi abuela. Poco después de que nací, emigramos a Inglaterra donde mi padre completó su segunda ronda de residencia en urología, ya había completado urología una vez en El Cairo. Estábamos solos como familia en Inglaterra, donde mi madre tenía apenas 18 años con 2 hijos y mi padre siempre estaba de guardia. Entonces mi padre decidió unirse a su hermano que vivía en los Estados Unidos, en Milwaukee, con su familia para traer algo parecido a la familia. Luego le pidieron a mi padre que repitiera la residencia en Urología por tercera vez, lo que no iba a hacer, y luego decidió ingresar a anestesiología porque en ese momento la residencia en anestesia era de solo 2 años. Vivíamos en Milwaukee, donde hizo su residencia en la Facultad de Medicina de Wisconsin, la escuela de medicina asociada con la Universidad de Marquette, irónicamente, el lugar donde yo fui a la universidad.

Muchas gracias. Entonces, ¿qué hay de tu formación y los puestos docentes que has ocupado durante tu carrera?


Como mencioné, fui a la Universidad de Marquette donde me especialicé en francés y biología, haciendo un semestre en Francia. Pasé algún tiempo después de graduarme de Marquette en Kenia, donde me ofrecí como voluntaria en nuestro Centro Ortodoxo Copto en Kenia enseñando escuela dominical a kenianos y trabajando en la clínica de tuberculosis en la Universidad de Nairobi, que estaba a solo unas cuadras del centro. Pasé varias semanas en diferentes ciudades de Kenia haciendo trabajo de clínica móvil y ese fue un momento realmente crítico para mí, ya que decidí que iba a encontrar una cura para el SIDA, ya que vi muchas muertes en Kenia en 1990. El 100% de las prostitutas eran seropositivas. Recibí mi doctorado en medicina en la Universidad George Washington en Washington, D.C., y disfruté mucho de la inmunología, estaba bien encaminada para ser especialista en enfermedades infecciosas. Pero cuando comencé la rotación clínica, estaba un poco desencantada con el VIH y las enfermedades infecciosas y sentí que no habría cura ni vacuna. Entonces, decidí bastante tarde en mi cuarto año de la escuela de medicina que no iba a ser un especialista en enfermedades infecciosas. Hice una rotación en radiología en la que había dos actores clave en mi decisión de convertirme en radióloga. El Dr. Riad Salem, quien actualmente es el jefe de división de Radiología Intervencionista en la Universidad Northwestern, quien fue el residente de radiología de cuarto año que me tomó bajo su protección para decirme por qué debería ser radióloga. Y el Dr. Bill Olmsted, que fue el segundo editor de RadioGraphics que se tomó tiempo para asesorarme a través del proceso de solicitud y el calendario de entrevistas para radiología. En ese momento estaba convencido de que quería ser radiólogo. El Dr. Olmsted me recomendó postularme al Instituto de Radiología Mallinckrodt como mi primera opción y, para ser honesta, esa fue la mejor decisión para mí. Es donde hice mi residencia y la especialización en imágenes abdominales, y fue realmente el mejor lugar para mí. Me siento tan afortunada y privilegiada de haberme formado con los gigantes de la radiología en ese momento. Pero durante mi cuarto año de residencia, a mi padre le diagnosticaron cáncer de páncreas, una enfermedad realmente desagradable que todos conocemos y que diagnosticamos a diario en la Universidad de Washington. Ahora recuerdo que él fue mi primer modelo a seguir y así la vida dio un giro completo. Debo decir que es una perspectiva muy diferente estar del otro lado de la medicina como paciente. 

Caminando junto a él desde su diagnóstico hasta su tratamiento, me di cuenta de que detrás de cada imagen hay pacientes reales e historias reales, y que necesito ofrecer la mejor atención posible.

 Así que esa es la filosofía básica de enseñanza que trato de transmitir a mis alumnos, que detrás de cada imagen hay un paciente real, y nunca debemos perderlo de vista. Como tengo esta práctica clínica ocupada como radióloga abdominal en Mayo Clinic, es un pensamiento constante que debo tener en mi mente todos los días. Tuve una sección abdominal de apoyo increíble en Mallinckrodt y un vicepresidente aún más comprensivo, el Dr. Picus y el presidente, el Dr. Jost, todos los que apoyaron mi carrera a lo largo de los años. 

Soy bastante leal a Mallinckrodt, ya que realmente me hicieron la radióloga que soy hoy y me enseñaron la importancia de la atención centrada en el paciente. 

Me quedé en Mallinckrodt llegando a ser profesora titular y sirviendo como co-directora de CT y ER y compartí la dirección asistente del programa de la residencia con Sanjeev Bhalla, quien es un querido amigo mío y colega. Me fui a Mayo Clinic en 2013 después de ser reclutada por uno de mis buenos amigos y primer miembro del MIR en Radiología abdominal, la Dra. Amy Hara, quien nuevamente, en círculo completo, ahora es mi presidenta. Lo que das, vuelve. Quiero decir, quién hubiera pensado que mi aprendiz pronto sería mi jefe. Por lo tanto, siempre es bueno recordar tratar a todos como le gustaría que lo traten a uno y siempre anteponer las necesidades de los pacientes y la vida simplemente encajará. Por eso, llevo siete años en Mayo Clinic y, de nuevo, me siento muy afortunada de trabajar con una fantástica sección de radiología abdominal y un departamento de radiología, y sigo trabajando con colegas que en realidad tienen la misma mentalidad clínica de atención centrada en el paciente. Y obviamente tener una jefa muy solidaria.

En la RSNA 2002 con la Dra. Amy Hara ex residente mia y ahora Chair de la Clínica Mayo
En la RSNA 2002 con la Dra. Amy Hara ex residente mia y ahora Chair de la Mayo Clinic

Eso es genial, gracias por eso. Entonces, tal vez puedas decirnos cómo te involucraste por primera vez con la RSNA y, en particular, con RadioGraphics. Has sido increíblemente prolífica con la publicación de artículos en la revista. ¿Cómo empezaste? ¿A quién buscaste para obtener consejos sobre cómo enviar exhibiciones educativas a la RSNA?


Bueno, fue muy fácil. Recuerda, mi familia que vive en Chicago me facilitó ir a RSNA todos los años. Mallinckrodt estaba en St. Louis, así que decidí volar a Chicago el fin de semana de RSNA, y aunque no estaba libre el lunes, al menos podía asistir a RSNA el domingo. Hice esto todos los años desde mi primer año de residencia; y nunca me perdí un año en RSNA desde entonces. Fue realmente una experiencia reveladora como aprendiz temprana que llegó a RSNA. Quiero decir, era, ya sabes, el lugar y la potencia educativa. Comencé muy temprano a recolectar casos, y me convertí en una loca de casos, si se quiere. Mis aprendices donaban “casos al tarro de Cooky” y así formé un archivo de enseñanza fantástico. En ese momento, como recordarás, trabajábamos con rayos X películas, y yo estaba allí tarde en la noche con una cámara tomando fotos de las películas y convirtiéndolas en diapositivas. Quiero decir, fue un gran problema para recopilar, no fue la fácil descarga de jpeg que podemos hacer ahora. Por lo tanto, estaba muy dedicada a tomar imágenes de casos educativos interesantes y a construir mi colección de casos. Me involucré mucho con el formateo de exhibiciones educativas de RSNA, inicialmente con mi buen amigo y mi co-residente, Sanjeev Bhalla y luego con mis aprendices y amigos de todas las diferentes instituciones en los Estados Unidos e internacionalmente. A medida que pasaron los años, me convertí en la niña del cartel de RSNA y no quiero que sea un juego de palabras, pero realmente es un juego de palabras, porque envié más de 450 exposiciones, muchas de las cuales llevaron a manuscritos de RadioGraphics. En aquel entonces, la educación desempeñaba un papel diferente para la promoción en las instituciones académicas, e inicialmente se me recomendó que me concentrara en los esfuerzos de investigación científica, en lugar de exhibiciones educativas, ya que me dijeron que esto no conduciría a una promoción académica. Desafortunadamente, ese era mi espacio para educar y mostrar mi creatividad, y así continué. Recibí mucho apoyo de mi vicepresidente y mi presidente, y me ascendieron a profesora titular en la Universidad de Washington. Comencé a dar conferencias en RSNA en 2006 y he sido muy afortunada de haber dado conferencias todos los años desde entonces. Volviendo a ese tarro de Cooky, muchos de mis aprendices que ahora están en la práctica privada o en instituciones académicas continúan donando al «tarro de Cooky» enviando casos para continuar nuestros esfuerzos educativos. Es una fuerza que continúa hasta el día de hoy.

Eso es fantástico. Entonces, ¿qué fue de la revista en particular que te motivó a postularte para la dirección editorial? Has mencionado que Bill Olmsted obviamente fue un modelo a seguir y un mentor, por lo que obviamente esa fue quizás su primera presentación, pero ¿por qué postularse para la dirección editorial como lo hiciste hace un par de años?


Bueno, para ser honesta y reveladora, el puesto llegó demasiado pronto para mí. Me hubiera gustado unos años más para hacer trabajo clínico a tiempo completo, que es mi primera pasión, esforzarme por ser la mejor clínica.

 Pero mis otras pasiones son educar, orientar e inspirar y qué más que ser el rostro de la revista educativa líder de nuestra especialidad. 

Pero fue una especie de momento de «ahora o nunca» en ese momento en que ese lugar estuvo disponible. Los dos últimos gigantes editores abarcaron básicamente toda mi carrera en radiología. Entonces, sentí que si no lo hacía ahora, podría perder esta oportunidad.

RSNA 2008 con el Dr. Sanjeev Bhalla
RSNA 2008 con el Dr. Sanjeev Bhalla

Genial, entonces tal vez puedas compartir algunos de tus planes para la revista en el futuro, tal vez algunos objetivos a largo plazo.


Bueno, es realmente difícil considerar cómo se puede mejorar la revista educativa más importante, y para ser honesta, siento que tengo el síndrome del impostor y estoy pensando constantemente en cómo puedo incluso mejorarla; y espero no estropear este gran medio.

Es muy difícil sentir que puedes mejorar algo que ya es un gigante en este espacio, y es un testimonio de su arduo trabajo y su visión de que RadioGraphics es lo que es hoy. Así que creo que mi visión principal es expandir lo que ya ha establecido y crecer con su visión para continuar siendo la más alta fuente educativa para muchos de nosotros con contenido de la más alta calidad y participación diversa e internacional y trabajo en el espectro de innovación digital. Espero fortalecer, crecer, expandir, innovar, todo dentro del futuro de RadioGraphics y estar atenta a algún cambio. Mantendré los cambios a corto y largo plazo como una sorpresa por ahora, pero el cambio vendrá, porque es un crecimiento entre yo, el consejo editorial y el personal de RSNA sobre cómo trabajaremos juntos para expandirnos mejorando las plataformas digitales e innovando a los usuarios. Haciendo crecer nuestro equipo editorial, nuestra autoría, nuestros lectores.

Suena bien. Entonces, ¿cómo describirías tu estilo de liderazgo particular?


Creo que mi estilo de liderazgo es el de un fuerte trabajo en equipo a través de un entorno que es colaborativo e inclusivo. Creo que el éxito continuo de la revista depende de esta estrecha colaboración entre el consejo editorial, el editor y el personal de RSNA. Realmente somos fruto de un esfuerzo grupal y es ese esfuerzo entre cada uno de nosotros lo que lo convierte en lo que es. Espero invertir mucho en el desarrollo de este equipo. Me apasiona este rol y quiero que el equipo sea apasionado en sus roles. Juntos podemos esperar y establecer altas expectativas de lo que podemos lograr. El editor desempeña el papel de un director que intenta orquestar una sinfonía con cada instrumento cumpliendo su papel único e importante, pero juntos hacen una hermosa sinfonía.

Eso es absolutamente cierto. Para terminar, Cooky, ¿qué más le gustaría que nuestra audiencia supiera sobre tí?


Creo firmemente en una política de comunicación abierta y soy muy accesible y acogedora. Por lo tanto, estoy ansiosa por escuchar los comentarios de nuestros lectores para conocer sus necesidades. Espero que con todos ustedes podamos ayudar a expandir nuestras responsabilidades para asegurarnos de mantener el contenido educativo de la más alta calidad para nuestros lectores.

2018 La familia Menias en la recepción de fin de año en la Clínica Mayo
2018 La familia Menias en la recepción de fin de año en la Clínica Mayo

Artículos relacionados

Siemens Healthineers, una empresa que pone por delante al paciente

Dialogamos con Katya Podnebesnova quien lleva en Chile más de 23 años, país al que llegó por cuestiones familiares. Estudió en Rusia y Corea...

La SOCHRADI frente a la pandemia

Dialogamos con el Dr. Roberto Miranda León, Tesorero de la Sociedad Chilena de Radiología, quien nos contó cómo la sociedad se adaptó a la...

Netmed Solutions y un exitoso cierre de año

Hemos tenido el honor de entrevistar a: Juan José Carballo, CEO; Axel Leidi, Gerente Comercial; Magalí Bernal Real, Gerente de Servicio y Mariana Carballo...

La Inteligencia Artificial llegó al Hospital Italiano

Tuvimos la oportunidad de dialogar con el Dr. Facundo Nahuel Díaz, quien trabaja junto al Dr. Alejandro Beresñak en el área de Innovación y Desarrollo...

Seguinos

2,308FansMe gusta
1,266SeguidoresSeguir

MÁS LEIDOS