sábado 20 abril, 2024
suscribete al newsletter

Nueva técnica con potencial para transformar detección del cáncer de mama

OAK BROOK, Ill. — Una innovadora técnica de imágenes mamarias proporciona una alta sensibilidad para detectar el cáncer y, al mismo tiempo, reduce significativamente la probabilidad de resultados falsos positivos, según un estudio publicado hoy en Radiology: Imaging Cancer, revista de la Sociedad Radiológica de América del Norte (RSNA). Los investigadores dijeron que la técnica tiene el potencial de ofrecer pruebas de detección del cáncer de mama más confiables para una gama más amplia de pacientes.

Dra. Vivianne Freitas
Dra. Vivianne Freitas

La mamografía es una herramienta de detección eficaz para la detección temprana del cáncer de mama, pero su sensibilidad se reduce en el tejido mamario denso. Esto se debe al efecto de enmascaramiento del tejido fibroglandular denso que lo recubre. Dado que casi la mitad de la población sometida a pruebas de detección tiene mamas densas, muchas de estas pacientes requieren imágenes mamarias adicionales, a menudo con resonancia magnética, después de la mamografía por emisión de positrones (PEM) de dosis baja es una nueva técnica de imágenes moleculares que proporciona un rendimiento diagnóstico mejorado con una dosis de radiación comparable a la de la mamografía.

Para el estudio, 25 mujeres, con una edad promedio de 52 años, recientemente diagnosticadas con cáncer de mama, se sometieron a PEM en dosis bajas con el radiotrazador fluorodesoxiglucosa marcado con flúor 18 (18 F-FDG). Dos radiólogos de mama revisaron las imágenes PEM tomadas una y cuatro horas después de la inyección de 18 F-FDG y correlacionaron los hallazgos con los resultados de laboratorio.

La PEM mostró un rendimiento comparable al de la resonancia magnética, identificando 24 de los 25 cánceres invasivos (96%). Su tasa de falsos positivos fue sólo del 16%, en comparación con el 62% de la resonancia magnética.
Junto con su gran sensibilidad y su baja tasa de falsos positivos, la PEM podría potencialmente reducir los costos de atención médica posteriores, ya que este estudio muestra que puede evitar más trabajos innecesarios en comparación con la resonancia magnética. Además, la tecnología está diseñada para administrar una dosis de radiación comparable a la de la mamografía tradicional sin la necesidad de comprimir los senos, lo que a menudo puede resultar incómodo para las pacientes.

Figura 1. La fotografía muestra el generador de imágenes PET Radialis.
Figura 1. La fotografía muestra el generador de imágenes PET Radialis.

«La integración de estas características (alta sensibilidad, menores tasas de falsos positivos, rentabilidad, niveles de radiación aceptables sin compresión e independencia de la densidad mamaria) posiciona esta modalidad de imagen emergente como un posible avance innovador en la detección temprana del cáncer de mama. » dijo la autora principal del estudio, Vivianne Freitas, MD, M.Sc., profesora asistente de la Universidad de Toronto. «Como tal, promete transformar el diagnóstico y la detección del cáncer de mama en un futuro próximo, complementando o incluso mejorando los métodos de imagen actuales, lo que marca un importante paso adelante en la atención del cáncer de mama».
Según la Dra. Vivianne Freitas, la PEM en dosis bajas ofrece usos clínicos potenciales tanto en entornos de detección como de diagnóstico.

Figura 2. El diagrama muestra el flujo de trabajo del estudio. ILC = carcinoma lobular invasivo, NAC = quimioterapia neoadyuvante, PEM = mamografía por emisión de positrones.
Figura 2. El diagrama muestra el flujo de trabajo del estudio. ILC = carcinoma lobular invasivo, NAC = quimioterapia neoadyuvante, PEM = mamografía por emisión de positrones.

«Para la detección, su capacidad para funcionar eficazmente independientemente de la densidad mamaria aborda potencialmente una deficiencia significativa de la mamografía, particularmente en la detección de cánceres en mamas densas donde las lesiones pueden quedar ocultas», dijo. «También presenta una opción viable para pacientes de alto riesgo que padecen claustrofobia o tienen contraindicaciones para la resonancia magnética».

Figura 3. Imágenes obtenidas en una paciente de 50 años con una nueva lesión maligna comprobada por biopsia en la mama izquierda. (A) La mamografía craneocaudal de la mama derecha no muestra ninguna lesión. (B) La lesión maligna corresponde a una masa irregular y espiculada de 7,0 cm en la mamografía craneocaudal izquierda. La biopsia con aguja gruesa guiada por ecografía reveló un carcinoma lobulillar invasivo de grado 2. (C) La imagen craneocaudal en color de mamografía por emisión de positrones bilateral obtenida 1 hora después de la inyección intravenosa de 185 MBq de fluorodesoxiglucosa marcada con flúor 18 (18F-FDG) muestra una masa con captación intensa en la mama izquierda con cáncer conocido y sin captación anormal en la mama izquierda. seno derecho. Las imágenes craneocaudales de mamografía por emisión de positrones de la mama izquierda obtenidas (D) 1 hora y (E) 4 horas después de la inyección intravenosa de 185 MBq de 18F-FDG no muestran ninguna diferencia visual sustancial en la captación del cáncer conocido. (F) Imagen de resonancia magnética ponderada en T1 sustraída, saturada de grasa y con contraste axial con reconstrucción de proyección de máxima intensidad obtenida 90 segundos después de la inyección intravenosa de 0,1 mmol de material de contraste a base de gadolinio por kilogramo de peso corporal, también muestra la masa realzada correspondiente a una neoplasia maligna conocida. (flecha) y marcado realce parenquimatoso de fondo bilateral, con múltiples focos de realce inespecíficos en la mama contralateral. La paciente optó por una mastectomía bilateral, que confirmó malignidad en el lado izquierdo y ninguna malignidad en la mama contralateral.
Figura 3. Imágenes obtenidas en una paciente de 50 años con una nueva lesión maligna comprobada por biopsia en la mama izquierda. (A) La mamografía craneocaudal de la mama derecha no muestra ninguna lesión. (B) La lesión maligna corresponde a una masa irregular y espiculada de 7,0 cm en la mamografía craneocaudal izquierda. La biopsia con aguja gruesa guiada por ecografía reveló un carcinoma lobulillar invasivo de grado 2. (C) La imagen craneocaudal en color de mamografía por emisión de positrones bilateral obtenida 1 hora después de la inyección intravenosa de 185 MBq de fluorodesoxiglucosa marcada con flúor 18 (18F-FDG) muestra una masa con captación intensa en la mama izquierda con cáncer conocido y sin captación anormal en la mama izquierda. seno derecho. Las imágenes craneocaudales de mamografía por emisión de positrones de la mama izquierda obtenidas (D) 1 hora y (E) 4 horas después de la inyección intravenosa de 185 MBq de 18F-FDG no muestran ninguna diferencia visual sustancial en la captación del cáncer conocido. (F) Imagen de resonancia magnética ponderada en T1 sustraída, saturada de grasa y con contraste axial con reconstrucción de proyección de máxima intensidad obtenida 90 segundos después de la inyección intravenosa de 0,1 mmol de material de contraste a base de gadolinio por kilogramo de peso corporal, también muestra la masa realzada correspondiente a una neoplasia maligna conocida. (flecha) y marcado realce parenquimatoso de fondo bilateral, con múltiples focos de realce inespecíficos en la mama contralateral. La paciente optó por una mastectomía bilateral, que confirmó malignidad en el lado izquierdo y ninguna malignidad en la mama contralateral.

La tecnología también podría desempeñar un papel crucial en la interpretación de resultados inciertos de las mamografías, la evaluación de la respuesta a la quimioterapia y la determinación de la extensión de la enfermedad en el cáncer de mama recién diagnosticado, incluida la afectación de la otra mama.

Figura 4. Imágenes obtenidas en una paciente de 85 años con una nueva lesión maligna comprobada por biopsia en la mama derecha. (A) La lesión maligna corresponde a una masa ligeramente irregular de 3,0 cm de igual densidad en la mamografía craneocaudal derecha. La biopsia con aguja gruesa guiada por ecografía reveló un carcinoma papilar intraquístico invasivo de grado 3. (B) Imagen craneocaudal en color de mamografía por emisión de positrones (PEM) derecha obtenida 1 hora después de la inyección intravenosa de 74 MBq de fluorodesoxiglucosa marcada con flúor 18 (18F-FDG) que muestra una masa de 3,2 cm (cáncer conocido) con captación intensa. Las imágenes en color PEM (C) oblicua mediolateral izquierda y (D) craneocaudal obtenidas 1 hora después de la inyección intravenosa de 74 MBq de 18F-FDG no muestran ninguna captación anormal. Las imágenes craneocaudales PEM derechas obtenidas (E) 1 hora y (F) 4 horas después de la inyección intravenosa de 74 MBq de 18F-FDG no muestran ninguna diferencia visual sustancial en la captación del cáncer conocido. (G, H) Imágenes de RM ponderadas en T1 sustraídas y saturadas de grasa con contraste axial con reconstrucción de proyección de máxima intensidad obtenidas 90 segundos después de la inyección intravenosa de 0,1 mmol de material de contraste a base de gadolinio por kilogramo de peso corporal también muestran la masa realzada correspondiente a malignidad conocida y múltiples focos inespecíficos de realce en la mama contralateral, el más grande en la mama central izquierda con cinética de lavado (flecha en H ). La biopsia guiada por resonancia magnética del lado izquierdo confirmó un papiloma intraductal benigno. La paciente fue sometida a tumorectomía derecha con biopsia de ganglio centinela. El resultado patológico final confirmó el carcinoma papilar intraquístico invasivo grado 3 de 3,2 cm con biopsia del ganglio linfático centinela negativa.
Figura 4. Imágenes obtenidas en una paciente de 85 años con una nueva lesión maligna comprobada por biopsia en la mama derecha. (A) La lesión maligna corresponde a una masa ligeramente irregular de 3,0 cm de igual densidad en la mamografía craneocaudal derecha. La biopsia con aguja gruesa guiada por ecografía reveló un carcinoma papilar intraquístico invasivo de grado 3. (B) Imagen craneocaudal en color de mamografía por emisión de positrones (PEM) derecha obtenida 1 hora después de la inyección intravenosa de 74 MBq de fluorodesoxiglucosa marcada con flúor 18 (18F-FDG) que muestra una masa de 3,2 cm (cáncer conocido) con captación intensa. Las imágenes en color PEM (C) oblicua mediolateral izquierda y (D) craneocaudal obtenidas 1 hora después de la inyección intravenosa de 74 MBq de 18F-FDG no muestran ninguna captación anormal. Las imágenes craneocaudales PEM derechas obtenidas (E) 1 hora y (F) 4 horas después de la inyección intravenosa de 74 MBq de 18F-FDG no muestran ninguna diferencia visual sustancial en la captación del cáncer conocido. (G, H) Imágenes de RM ponderadas en T1 sustraídas y saturadas de grasa con contraste axial con reconstrucción de proyección de máxima intensidad obtenidas 90 segundos después de la inyección intravenosa de 0,1 mmol de material de contraste a base de gadolinio por kilogramo de peso corporal también muestran la masa realzada correspondiente a malignidad conocida y múltiples focos inespecíficos de realce en la mama contralateral, el más grande en la mama central izquierda con cinética de lavado (flecha en H ). La biopsia guiada por resonancia magnética del lado izquierdo confirmó un papiloma intraductal benigno. La paciente fue sometida a tumorectomía derecha con biopsia de ganglio centinela. El resultado patológico final confirmó el carcinoma papilar intraquístico invasivo grado 3 de 3,2 cm con biopsia del ganglio linfático centinela negativa.

La Dra. Vivianne Freitas, que también es radiólogo de la División de Imágenes Mamarias del Departamento Conjunto de Imágenes Médicas de Toronto, la Red de Salud Universitaria, el Sistema de Salud Sinaí y el Women’s College Hospital, está investigando actualmente la capacidad de PEM para reducir las altas tasas de falsos positivos típicamente asociados con exploraciones de resonancia magnética.}

Sí el PEM logra reducir estas tasas, podría disminuir significativamente la angustia emocional y la ansiedad relacionadas con los falsos positivos, dijo la Dra. Vivianne Freitas. Además, podría conducir a una disminución de biopsias y tratamientos innecesarios.
Se necesitan más estudios para determinar el papel exacto y la eficacia de las dosis bajas de PEM en el entorno clínico.

Figura 5. Imágenes obtenidas en una paciente de 69 años con una nueva lesión maligna comprobada por biopsia en la mama izquierda. (A, B) La lesión maligna se corresponde con una masa irregular y espiculada de 2,5 cm (flecha) y una masa adicional ovalada y circunscrita (flechas dobles) en las vistas mamográficas de compresión del punto craneocaudal y oblicuo mediolateral izquierdo. La biopsia con aguja gruesa guiada por ecografía reveló carcinoma ductal invasivo de grado 3 (flecha) y fibroadenoma (flecha doble). Las imágenes en color de mamografía por emisión de positrones (PEM) izquierda (C) craneocaudal y (D) oblicua mediolateral obtenidas 1 hora después de la inyección intravenosa de 74 MBq de fluorodesoxiglucosa marcada con flúor 18 (18F-FDG) muestran una masa (cáncer conocido) con captación intensa y no hay captación en el fibroadenoma comprobado por biopsia. Las imágenes en color PEM (E) craneocaudal y (F) oblicua mediolateral derecha obtenidas 1 hora después de la inyección intravenosa de 74 MBq de 18F-FDG no muestran ninguna captación anormal. Las imágenes craneocaudales PEM izquierdas obtenidas (G) 1 hora y (H) 4 horas después de la inyección intravenosa de 74 MBq de 18F-FDG no muestran diferencias visuales sustanciales en la captación de cáncer conocido. (I) Imagen de resonancia magnética ponderada en T1 sustraída, saturada de grasa y con contraste axial con reconstrucción de proyección de máxima intensidad obtenida 90 segundos después de la inyección intravenosa de 0,1 mmol de material de contraste a base de gadolinio por kilogramo de peso corporal, también muestra la masa realzada en el lado izquierdo ( flecha) correspondiente a una malignidad conocida y al fibroadenoma comprobado por biopsia (flechas dobles), así como múltiples focos de realce inespecíficos en la mama contralateral, siendo uno de los más llamativos (flecha). La paciente fue sometida a lumpectomía bilateral. Los resultados patológicos finales en la mama izquierda confirmaron un carcinoma ductal invasivo de grado 3 y arrojaron hiperplasia ductal atípica en la mama derecha.

«Aunque aún no se ha confirmado la plena integración de este método de imagen en la práctica clínica, los hallazgos preliminares de esta investigación son prometedores, particularmente al demostrar la capacidad de detectar el cáncer de mama invasivo con dosis bajas de FDG marcada con flúor 18», afirmó la Dra. Freitas. «Esto marca un primer paso crítico en su posible implementación futura en la práctica clínica».

suscribete al newsletter

Artículos relacionados

Revolucionando el DXI: Transformación en el Hospital Durand de Buenos Aires

En el corazón de la Ciudad de Buenos Aires, el Hospital Carlos G. Durand ha experimentado una transformación notable en su servicio de Diagnóstico...

¿Qué es la Teranóstica y cuál es su importancia en el futuro del cuidado del paciente?

Theranostic World Congress 2024 La Teranóstica permite entregar un tratamiento más preciso y personalizado a los pacientes y es usada hace décadas para combatir enfermedades...

Cobertura del Evento: Cena CMRI

16 DE MARZO DE 2024El Consejo Mexicano de Radiología e Imagen (CMRI) celebró de manera extraordinaria su quincuagésimo aniversario con una cena de gala...

El poder sin precedentes de la máquina de RM con el Proyecto Iseult

Imágenes del cerebro vivo con una claridad sin igual El escáner de resonancia magnética (RM) más potente del mundo ha generado sus primeras imágenes del...

Seguinos

2,319FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
1,324SeguidoresSeguir

MÁS LEIDOS