miércoles 1 diciembre, 2021
banner agfa

La Electromedicina en Servicios de Ecografía

A lo largo del artículo se apreciaran los principales cuidados y cuestiones que afectan a los equipos utilizados para el diagnóstico por imágenes, enfocándonos por sobre todo a los ecógrafos.

El ecógrafo es un equipo electromédico utilizado para distinguir densidades de tejido a través de ondas ultrasónicas, las mismas son procesadas y digitalizadas para generar secuencias de imágenes como por ejemplo de un órgano.

En la actualidad estos equipos se encuentran conformados por una fuente de alimentación, una computadora para el procesamiento de imágenes, una fuente de alta tensión para generar la excitación en los cristales dieléctricos de los transductores que emiten el ultrasonido, y en algunos equipos aparecen placas para procesar los ecos emitidos y recibidos (estas placas dan efecto a los canales de procesamiento y definen la fidelidad del equipo).

Los ecógrafos poseen fallas no detectables por el usuario, cuestiones técnicas y físicas que pueden afectar los ecos emitidos o a si mismo cuestiones de electrónica interna.

El calor en el ambiente es uno de los principales problemas hacia los equipos con electrónica; por lo general los ecógrafos son utilizados en consultorios con escasa circulación de aire, la unidad de procesamiento del mismo posee disipadores los cuales calientan el ambiente en poco tiempo.

Lo antes nombrado trae aparejado el sobrecalentamiento de los componentes electrónicos, lo cual provoca fallas aleatorias en el hardware y el software del equipo.

Si esto ocurre por periodos prolongados puede traer en consecuencia la ruptura del mismo, debiendo así acudir al servicio técnico.

Las instalaciones eléctricas, adaptadores de tensión para iluminación o equipos que utilizan radiofrecuencia afectan a los ecógrafos en forma de interferencia; nuestros equipos deben poseer lo que se llama Compatibilidad Electromagnética para ello hay que tener ciertos recaudos, en modo de ejemplo contar con una óptima puesta a tierra en la línea de red, un estabilizador de tensión o evitar la cercanía de luces dicroicas al equipo.

La interferencia afecta principalmente al Doppler, generando ruido; visto por el usuario la imagen denota pixeles corruptos y una distorsión en modo audible.

Por otro lado, en distintas ocasiones podemos notar una imagen difusa, opaca o tal vez titilante, estos problemas surgen por fallas en el monitor; los ecógrafos poseen en la actualidad dos tipos de monitores, CTR (Catodic Ray Tube) y LCD (Liquid crystal display).

Los primeros poseen un desgaste o agotamiento generado por el tiempo y la frecuencia de uso.

Cuando esto sucede, en primera instancia, se deben controlar los ajustes de brillo y contraste, sino, de manera interna, se ajusta el foco y los colimadores para mejorar la imagen.

En otros casos se ve la posibilidad de agregar un trasformador (llamado reactivador de tubo) para aumentar los picos de tensión del filamento y así extender la durabilidad del monitor por algunos meses.

Otros de los errores frecuentes en los monitores CTR de ecógrafos se basan en la placa de video y el cable de comunicación de la computadora al monitor, estos producen fallas como una imagen azulada o pérdida repentina de señal.

Por otra parte, cuando los monitores poseen una imagen fija por un periodo de tiempo prolongado, el fósforo de la pantalla utilizado para la emisión de fotones (lo que produce el punto de la imagen visible) se quema lo que genera una imagen plasmada en la pantalla de modo permanente.

En la actualidad, los equipos de ultrasonografía poseen monitores LCD, este posee grandes ventajas en los costos de producción, peso y espacio físico, en contraposición con los monitores de tubo.

A modo de comentario la imagen de los LCD posee menor variedad cromática que los monitores CTR, con lo cual la calidad y definición es inferior. Un problema que trae aparejado el LCD son las llamadas líneas muertas de pixeles horizontales y/o verticales, que en su generalidad son producidas por golpes, ralladuras o una limpieza mal realizada.

En servicios de ecografía se ven también errores de software de los equipos, lo cual en su mayoría es fácilmente detectado por el usuario.

En modo de ejemplo, se desconfigura su sistema borrando los preseteos, al tener las armónicas activas se pierden detalles en la imagen ya que la primer armónica es omitida, o el aumento de procesado o suavizado de la imagen provoca perdida de la información a lo que respecta de la imagen cruda.

Como comentario, muchos de los usuarios notan que los ecógrafos poseen versiones de software de la unidad de procesos o sistema operativo anteriores a las que se ven en el mercado; esto se debe a que el desarrollo tecnológico está basado en el procesamiento del ultrasonido y no en el de la información, por este motivo no es necesario contar con la última versión de software; las actualizaciones se basan en brindar la compatibilidad de distintos formatos de almacenamiento, ejemplo el USB2.

Sobre el hardware del equipo, unas de sus mayores fallas son las cuestiones que afectan el teclado y el TrackBall.

Puntualmente hablando del teclado, los botones son pequeñas placas de metal en forma convexa que al ejercerle presión hacen contacto en la plaqueta, el arco de tensión que esto produce a lo largo del tiempo empieza a quemar este contacto, esta carbonización genera que el botón no cumpla bien su función y necesite un cambio.

Refiriéndonos al TrackBall, notamos que el contacto con el gel es inevitable, con el tiempo este se va estancando en la parte inferior bloqueando los sensores, lo que puede disminuir la sensibilidad de puntero o así mismo no poder moverlo en la pantalla; Por lo general posee un aro plástico que al girarlo permite retirar la bola y su limpieza es muy sencilla.

Otra de las fallas comunes es cuando el equipo es desenchufado sin que su sistema fuese apagado correctamente, esto trae aparejado que el disco rígido se apuntale y produzca fallas como el impedimento de grabar estudios, borrado de presets y configuraciones, y hasta no encender.

Además, de fallas de hardware como ruptura de disco rígido, placa madre y fuente de alimentación, en notorios casos se ve afectada la interface de alta tensión y el procesamiento analógico/digital de los transductores.

En esta parte del artículo hablaremos de nuestras herramientas principales, los transductores (TRXs).

En principio comentaremos que después de su uso estos deben ser adecentados, y la mejor manera de hacerlo es con un paño o papel suave humectado con agua o alcohol al 70%.

Hay que tener presente el no dejar al trx emitiendo si este no es usado (mantener la imagen freezada), y evitar retirar el trx de su sócalo si el mismo está en uso.

La membrana que va en contacto con el paciente es muy sensible y con el tiempo se gasta y se generan perforaciones en la misma; lo cual trae aparejado el ingreso de aire o gel en la zona de cristales, lo que forma las conocidas burbujas en la imagen.

La difracción que produce el gel conductor sobre el eco y la propagación del mismo, hay veces que estas fallas no alteran al diagnóstico, pero hay estructuras superficiales (debajo de la piel) o distintos grados de lesiones dérmicas que pueden llegar a ser pasados por alto.

Los transductores según su tipo poseen distinto número de cristales piezoeléctricos, por lo general varían entre los 64 y 256.

Muchas veces estos cristales se dañan o gastan, cuando esto ocurre en la imagen podemos notar franjas no ecogénicas o anecoicas, desde el punto de vista técnico el recambio es la mejor opción, ya que muchos de los equipos que dominan el mercado poseen sellados los trx y las reparaciones no cumplen el objetivo buscado que es la fidelidad y durabilidad reiterada.

Otro de los cuidados que tenemos que darle a los transductores es el de prevenir su caída, para ello existen soportes que mantienen suspendido el cable, también hay bandas de sujeción las cuales son colocadas en el brazo para sostener el mismo y evitar su estrangulamiento en el acople con el TRX.

Además es común ver que los cables son aplastados por las ruedas del ecógrafo al moverlo, lo cual puede llevar a lo antes nombrado.

Si un trx se cae lo más probables es la rotura de cristales, pero el golpe también afecta a la emisión y recepción de ecos, si nosotros generamos un Doppler color tocando en la zona dañada y este se mantiene en el tiempo (1 o 2 segundos) esto es ruido de Doppler, lo cual es diagnóstico erróneo.

Particularmente hablando de los transductores endocavitarios, los preservativos usados para la realización de estudios ginecológicos afecta de manera notable la membrana del mismo, existen preservativos de grado medico los cuales no cuentan con lubricante en su interior.

En los últimos años la ecografía 3D y 4D tomo un rol muy importante en el diagnóstico médico, estas aplicaciones se ven en formatos de trx convexos, intracavitarios y sectoriales.

El sistema interno que poseen está basado en la oscilación de hileras de cristales que generan un barrido de la zona a examinar.

Estos trx poseen un lubricante interno para mantener el sistema antes nombrado optimizado, es común que este por fallas internas o golpes lo pierda de forma notoria por el usuario, cuando esto ocurre el trx sigue cumpliendo su función, pero con el tiempo la falta de lubricante afecta al mecanismo interno del trx lo que produce daños que llevan al recambio del mismo.

Más allá de los distintos mecanismos, hay fenómenos físicos que afectan el diagnóstico, entre ellos, reverberación, refracción, difracción, desvío (Multipath), error por velocidad de Propagación, imagen espejo y scattering, estos efectos traen aparejados falsos diagnósticos y en ocasiones son confundidos con problemas técnicos, por este motivo es muy importante tomar distintos muestreos para evaluar si la falla persiste, en dicho caso existe la posibilidad de que el error se encuentre ligado al TRX o al equipo.

Volviendo a lo que es el diagnóstico por imágenes, se sabe que en los ecógrafos las impresoras, tanto blanco y negro como color, cumplen un rol fundamental en la evaluación al paciente.

La principal falla que se notan en estas son causadas por el cabezal; hablando puntualmente de las impresoras B/N, poseen un cabezal térmico que con el tiempo va juntando pequeñas partículas de suciedad, lo que a la imagen afecta generándole franjas, que en su peor caso quedaran mostrando el color original de la hoja.

Para estos casos se utiliza un papel especial para estos equipos, que posee una textura que limpia el cabezal tras varias pasadas de impresión; Si no se posee este accesorio se puede recurrir a la limpieza manual utilizando un hisopo humectado con alcohol isopropílico.

En las impresoras color es común ver errores de comunicación, en los sensores ópticos, engranajes por la acumulación de partículas de polvo y fallas por sobrecalentamiento, todo esto usualmente genera el atascamiento del papel fotográfico y el ribbon.

Desde el área de Ingenieria Clínica aportamos el soporte técnico y detección de todas las fallas que nombramos con anterioridad a servicios de ecografía, tanto guardias como consultorios programados; lo comentado son algunos de los errores frecuentes que se ven en los equipos que mantienen un uso continuo.

Los técnicos especializados en este accionar acompañan a los médicos para la detección de problemas y brindar la solución más rápida para que no se demore dicho servicio.

El conocimiento sobre la física que afecta a los ecos y la lectura de imágenes, ayuda a entender las imágenes adquiridas y detectar fallas del equipo en cuestión.

Se realizan capacitaciones sobre las distintas marcas y modelos de ecógrafos para poder dar respuesta a toda duda que tenga el área médica a la hora de la utilización de un equipo ajeno a su conocer.

También se buscan las tecnologías de vanguardia, ya que existen distintos tipos de software y adaptaciones de transductores que optimizan el diagnostico o dan la posibilidad de realizar estudios más específicos; lo que aporta el cuidado y la mejor asistencia al paciente.

Por Esp. Matías Nahuel Di Gregorio y Esp. Sergio Andrés Rainieri.

Artículos relacionados

Ecografía de nervios periféricos

Dr. Rafael BarousseMédico Especialista en diagnóstico por Imágenes y Medicina del Deporte. Integrante del grupo de trabajo de patología Musculoesquelética del centro Rossi de...

Dra. Martha Oyuela, presidente electo de Latin Safe

Dialogamos con la Dra. Martha Oyuela, médica radióloga oriunda de Bogotá, past president de la Asociación Colombiana de Radiología y flamante presidente de Latin...

Las enfermedades cardiovasculares continúan liderando el ranking de causas de muertes en adultos

Un diagnóstico preciso es la mejor herramienta para evitar casos graves • En Argentina, la enfermedad cardiovascular lidera el ranking de muertes en adultos con...

¿Qué tan seguros están sus procesos?

En esta nueva normalidad íntegramente digital, la seguridad informática es un tema crucial en las instituciones de salud. A partir de la pandemia, el drástico...

Seguinos

2,308FansMe gusta
1,266SeguidoresSeguir

Más leidos