lunes 28 noviembre, 2022
banner agfa

Síndrome de Maltrato Infantil Hallazgos en RM cerebral

Autores:

Carlos Romero, Daniela Grammático, Alejandro Cadena, Sebastián Lescano, Juan Pablo Ghisi. y Juan Mazzucco

Lugar:

Servicio de Resonancia Magnética
Hospital Fernández
Cerviño 3356 (C1425AGP)
Ciudad de Buenos Aires

INTRODUCCION

Las lesiones intracranenas producidas por maltrato cursan con manifestaciones clínicas inespecíficas, los hallazgos en la RM y la correlación con hemorragias retinianas visibles en el examen oftalmológico constituyen las herramientas básicas para el diagnóstico.

CASO CLINICO

Bebe de 7 meses de edad, previamente sano quien presentó una crisis tonicoclónica generalizada afebril.
El exemen evidenció retraso del neurodesarrollo con hemorragias retinianas bilaterales en el examen oftalmológico.
Se realizó RM del encefalo con contraste en un equipo Signa 1.5T (GE Healthcare – Milwaukee – Wisc – USA), según el protocolo que sigue:

Imágenes Sagitales, Axiales y Coronales FSET1 en cortes de 5mm con 2mm de intervalo.
TR: 400    TE: 14    MTX: 256×160    NEX: 2    FOV: 24×18

Imágenes Axiales FSET2.
TR: 4000    TE:108/ef    MTX:512×192    NEX:2    FOV:24×18

Imágenes axiales GRE
TR:6 00    TE:25    MTX:256×160    NEX:1    FOV:24×18

Imágenes Coronales FLAIR.
TR: 9002 TE: 126/Ef FOV: 24×24 MTX: 256×192 NEX: 1
Con distribución subcortical bihemisférica se observaron pequeñas imágenes focales espontáneamente brillantes en T1 y con baja señal en GRE, asumidas como de origen hemorrágico. Se asoció colección extraaxial laminar bifrontal con baja señal en T1, hiperintensa en T2; sin efecto de masa y de probable evolución subaguda-crónica.

En síntesis las imágenes resultan compatibles con lesiones intracraneanas traumáticas producidas por maltrato, y la evaluación del medio familiar confirmó la presunción médica.

DISCUSION

El Síndrome de Maltrato Infantil (Shaken Baby Syndrome) es una entidad clínico-patológica que se diagnostica durante el primer año de vida y se caracteriza por la asociación de: hemorragias retinianas con hemorragia subaracnoidea y/o hematomas subdurales, en presencia de signos mínimos o inexistentes de trauma externo. En éste contexto pueden observarse fracturas ocultas en parrilla costal o huesos largos siendo J.Caffey quien, a mediados del siglo pasado, destacó la asociación de éstas últimas con los hematomas sudurales presentes a tan corta edad. (1 – 2 – 5 – 6 – 7 – 9 -11 – 12 – 13 – 14)
Persisten aun controversias en relación con la fisiopatología de las lesiones intracraneanas observadas. Respecto de las colecciones subdurales se presume que las mismas resultan de bruscos movimientos del cráneo con desgarro de pequeñas venas puente que drenan a los senos durales. (1 – 29)
Este fenómeno inercial no sería de suficiente magnitud para causar injuria axonal difusa, aquellos que sostienen ésta hipótesis afirman que las lesiones cerebrales son de origen hipóxico-isquémico. (1 – 2 – 5 – 7 – 10 -11 – 13 – 14 – 16)
Para ello esgrimen diferentes argumentos, como por ejemplo, los trastornos respiratorios generados por la flexoextensión forzada del cuello que carece a ésta edad de masa muscular suficiente para compensar el peso del cráneo.
La hipoxia generaría edema cerebral con alteraciones en la perfusión e isquemia; las lesiones constatadas por necropsia parecen avalar el mecanismo propuesto. En número menor de casos la necropsia también muestra colecciones hemáticas y/o áreas de contusión medular en el segmento cervical. (1 – 2 – 3 – 4 – 5 – 7 – 13)
En virtud de las manifestaciones clínicas inespecíficas, las hemorragias retianianas presentes en el examen oftalmoscópico resultan de gran relevancia diagnóstica; y en éste contexto los hallazgos tanto en TC como en RM de cerebro deben hacer sospechar un origen traumático de las lesiones observadas.
Letragia o irritabilidad, crisis comiciales afebriles y/o retraso en el neurodesarrollo son los motivos de consulta que se mencionan con mayor frecuencia en la literatura. (1 – 2 – 6 – 8 – 9 – 13 – 16)
Las coleciones hemáticas o líquidas suelen ser bilaterales pudiendo en el primer caso presentar típica extensión intehemisférica posterior y/o hacia la tienda del cerebelo. (2 – 5 – 6 – 15 – 16)
Las lesiones parenquimatosas son subcorticales bilaterales generalmente de pequeño tamaño similares a las observadas en la injuria axonal difusa. Pueden tener componente hemorrágico, tal como en nuestro caso, bien documentado en secuencias con suceptibilidad magnética (GRE); y señal brillante en difusión, secuencia que se preconiza realizar sistemáticamente.
En tal sentido y en virtud del incremento del componente acuoso en el cerebro inmaduro es la difusión la que incrementa notablemente la sensibilidad diagnóstica de la RM para detectar pequeñas lesiones de reciente instalación. (edema citotóxico) (1 – 8 – 10 – 11 – 13 – 14 – 16)
En presencia de colecciones líquidas subdurales bilaterales, no asociadas con lesiones parenquimatosas, pero si con atrofia cerebral, debe plantearse el diagnóstico diferencial con una rara encefalopatía metabólica, la acidosis glutárica tipo1. (1)
Desde el punto de vista pronóstico el sindrome de maltrato infantil determina una tasa de mortalidad superior al 15% y secuelas neurológicas en dos tercios de los sobrevivientes. (1 – 9 – 13 – 14)

CONCLUSION

En menores de un año de vida, la coexistencia en RM cerebral de colecciones subdurales con lesiones parenquimatosas similares a las observadas en la injuria axonal difusa puede ser compatible con síndrome de maltrato si se asocian hemorragias retinianas y/o fracturas óseas ocultas.

BIBLIOGRAFIA

1). Blumenthal.I.
“Shaken baby syndrome”
Postgraduate Medical Journal 2002 78: 732 – 735
2). Duhaime. A – C., Genneralli. TA., Thibault. LE., et al.
“The shaken baby syndrome: A clinical, pathological and biomechanical study”
J Neurosurg 1987 66: 409 – 415
3). Feldman.KW., Weinberger.E., Milstein.JM., Fligner.CL
“Cervical Spine MRI in abused infants”
Chil Abuse Negl 1997 Feb; 21 (2): 199 – 205
4). Feldman.KW., Avellino.AM., Sugar.NF., Ellenbogen.RG
“Cervical spinal cord injury in abused children”
Pediatr Emerg Care 2008 Apr; 24 (4): 222.227
 5). Geddes JF., Hackshaw AK., Vowles GH., et al.
“Neuropathology of inflicted head injury in children I.Patterns of brain damage”
Brain 2001 124: 1290 – 1298
6). Graupman.P., and  Winston.KR
“Nonaccidental head trauma as a cause of chilhood death”
J Neurosurg (4 Suppl Pediatrics) 2006 104: 245 – 250
7). Hadley MN., Sonntag.VKH., Rekate. Hl and Murphy A.
“The Infant Whiplash-Shake Injury Syndrome: A Clinical and Pathological Study”
Neurosurgery 1989 24: 536 – 540.
8). Ichord.RN., Naim.M., Pollock.AN., et al
“Hipoxic-ischemic injury complicates inflicted and accidentaltraumatic brain injury in young children: The role of DWI.”
J Neurotrauma 2007 Jan; 24(1): 106 – 118
9). King WJ., MacKay M., Sirnick A, et al.
“Shaken baby syndrome in Canada: Clinical characteristics and outcomes of hospital cases”
CMAJ 2003 Jan 21; 168 (2): 155 – 159
10). McKinney AM., Thompson.LR., Truwit CL., et al.
“Unilateral hypoxic-ischemic injury in young children from abusive head trauma, lacking craniocervical vascular dissection or cord injury.”
Pediatr Radiol 2008 Feb; 38 (2): 164 – 174
11). Parizel PM., Ceulemans B, Laridon A., et al.
“Cortical hypoxic-ischemic brain damage in shaken baby syndrome: Value of DWI – MR”
Pediatr Radiol 2003 33: 868 – 871
12). Runyan DK.
“The challenges of asessing the incidence of inflicted traumatic brain injury: A world perspective”
AM J Prev Med 2008 Apr; 34 (Suppl): S112 – 115
13). Shannon.P., Smith.CR., Deck.J., et al
“Axonal injury and the neuropathology of shaken baby syndrome”
Acta Neuropathol 1998 95: 625 – 631
14). Suh DY., Davis PC., Hopkins KL., et al.
“Nonaccidental Pediatric Head Injury:DWI Findings”
Neurosurgery. 2001 49: 309 – 320
15). Uscinski RH., and  McBride DK.
“The shaken baby syndrome: An Odyssey”
Neurol Med Chir (Tokyo) 2008 48: 151 – 156
16). Zimmerman.RA., Bilaniuk.LT., Farina.L.
“Non-accidental brain trauma in infants”
J of Neuroradiology May 2007 34 – 2: 109 – 114

Artículos relacionados

Innovar Educando, Educar Innovando – SIMI 2022

El Instituto Médico ENERI organiza desde hace más de 30 años en Buenos Aires el congreso de mayor prestigio regional sobre medicina mínimamente invasiva:...

Centro de Referencia en Soluciones de Terapia Guiada por Imagen, una alianza Philips y la Fundación Santa Fe de Bogotá.

Enfoque en Neurorradiología intervencionista, frente al tratamientodel accidente cerebrovascular. En el caso del manejo del accidente cerebrovascular, una red de flujos de trabajo separados pero...

Hospital Clínico San Borja Arriarán adquiere resonador magnético con tecnología Philips de última generación

Buscando entregar una atención de salud con altos estándares y ayudar a la descongestión del sistema público, el Hospital Clínico San Borja Arriarán (HCSBA)...

Neumomediastino Espontáneo (Síndrome de Hamman): A Propósito de un Caso

Dr. Cugini, Julio. - Jefe de Departamento de Diagnóstico por Imágenes. Sanatorio Clínica Modelo de Morón. Bs. As. Dr. Peralta, Juan - Médico de planta. - Servicio...

Seguinos

2,319FansMe gusta
1,311SeguidoresSeguir

MÁS LEIDOS