Los rayos X cumplen 125 años: Una muestra en Alemania homenajeará su aporte a la salud

Marzo 2020

El descubrimiento de los Rayos X en Würzburg, Alemania, hace 125 años, fue toda una revolución médico-técnica para la época, iniciando una nueva era en la medicina que se prolonga hasta hoy. Tras el hallazgo, ocurrido el 8 de noviembre de 1895, Siemens & Halske y Reinger, y Gebbert & Schall – las dos compañías predecesoras de Siemens Healthineers – se concentraron en la producción industrial de tubos y aparatos de Rayos X, brindando una contribución decisiva para el futuro desarrollo de la tecnología. 

Wilhelm Conrad Röntgen, quien enseñó en Würzburg como profesor de física, descubrió los rayos – él mismo utilizó el término Rayos X – por accidente mientras experimentaba con descargas de gas producidas en un tubo de vidrio con dos electrodos fundidos. Cuando envolvió un tubo de vidrio de una manera a prueba de luz y oscureció la habitación, notó por casualidad que una pantalla fluorescente al lado del tubo comenzó a brillar en la oscuridad, aunque el tubo estaba envuelto para no emitir ninguna luz visible. Aumentó la distancia, pero la radiación parecía no cambiar, solo podían frenarlo. Eventualmente, levantó su mano hacia los rayos y vio las sombras de sus huesos en la pantalla fluorescente. Como prueba, grabó su descubrimiento con la ayuda de la fotografía. Este fue el nacimiento de la tecnología de Rayos X. Tan solo tres días después del descubrimiento, Reiniger, Gebbert & Schall comenzaron a desarrollar el primer tubo de rayos X, que más tarde fue adquirido por Röntgen. La tecnología de rayos X sigue siendo ampliamente utilizada en el mundo. 

Conmemorando el año  “Rayos X 2020” la compañía alemana Siemens Healthineers, mostrará un aspecto diferente de la tecnología de rayos X cada mes a través de su MedMuseum (https://www.medmuseum.siemens-healthineers.com/en/overview) y además exhibirá una variedad de  exposiciones históricas, incluyendo una máquina de rayos X de 1902 y el primer escáner CT de Siemens de 1975. A su vez en la sede de la compañía Alemana ubicada en Rudolstadt, se está recreando el primer tubo de rayos X fabricado por Reiniger, Gebbert & Schall, y adquirido por Röntgen, pionero de los equipos utilizados en la actualidad