martes 24 mayo, 2022
banner agfa

Los vídeo juegos violentos provocan actividad inusual del cerebro en los adolescentes agresivos

Mayo 2009

Los vídeo juegos violentos provocan actividad inusual del cerebro en los adolescentes agresivos

* Los adolescentes con desórdenes del comportamiento (DBD, por sus siglas en inglés) tienen diferente estructura y patrones de activación del cerebro que los adolescentes no agresivos.
* Al mirar vídeo juegos violentos, los adolescentes agresivos tenían menor activación del cerebro que el grupo de control no agresivo.
* Los adolescentes normales expuestos a escenas violentas de los medios durante mucho tiempo, también exhibieron diferencias en las funciones del cerebro.
* Los adolescentes con DBD muestran desarrollo anormal de los lóbulos frontales.

CHICAGO – Según resultados preliminares de dos estudios que fueron presentados en la 88° Asamblea Científica y Reunión Anual de la Sociedad Radiológica de Norteamérica (RSNA); los adolescentes agresivos con diagnostico de desórdenes de comportamiento (DBD) utilizan sus cerebros de diferente manera que los adolescentes no agresivos cuando miran vídeo juegos violentos, y ésta variación podría atribuirse a diferencias en la estructura real del cerebro.
– Éstos son los primeros estudios realizados en el cerebro de adolescentes agresivos con DBD.
«Tenemos evidencia preliminar que demuestra que los adolescentes con DBD tienen la estructura del cerebro y patrones de activación diferentes que los adolescentes no agresivos,» dijo el co-autor Vincent P. Mathews, M.D., Profesor de Radiología y jefe de Neurroradiología en la Escuela de Medicina de la Universidad de Indiana en Indianapolis.

Los desórdenes del comportamiento representan un grupo de trastornos que afectan a niños y adolescentes.
Estos trastornos incluyen desórdenes agresivos tales como : el desorden desafiante de oposición (ODD, por sus siglas en inglés) – el que se caracteriza por hostilidad, hiperactividad, impulsividad, desafío a la autoridad y agresión verbal; y el desorden de conducta , caracterizado
por crueldad manifiesta hacia animales y personas,violencia física, agresión sexual,abuso de drogas,uso de armas y otros comportamiento antisociales.

Se estima que entre 5 % y 10 % de niños tienen desorden desafiante de oposición (ODD) y 4 % de adolescentes de entre 13 y 16 años tienen desorden de conducta.
Ambos informes de la investigación provienen de un estudio de dos años realizado en adolescentes agresivos con DBD ; comparando con otro grupo control de adolescentes normales.
Los investigadores se interesan por la función del los lóbulos frontales, que intervienen en el control emocional, la atención, la respuesta de inhibición y una variedad de otras funciones cognitivas.

Activación del cerebro y vídeo juegos violentos

«Esta es la primera evidencia que los adolescentes con desórdenes agresivos del comportamiento, tienen patrones de activación del cerebro diferentes que los adolescentes no agresivos,» dijo el Dr. Mathews.
Usando la resonancia magnética funcional (fMRI), los investigadores evaluaron patrones de activación del cerebro en respuesta a estímulos de vídeo juegos violentos y de vídeo juegos emocionantes pero no violentos para comparar a los adolescentes agresivos con el grupo de control.
Los investigadores encontraron diversos patrones y magnitudes de activación del cerebro en el grupo de adolescentes con DBD, según visualizaran un vídeo juego violento o un vídeo juego no violento.
Los adolescentes agresivos tienen menos activación en los lóbulos frontales así como también menos activación total del cerebro.

Los investigadores también encontraron que entre los subgrupos de los adolescentes no agresivos había diferencias dependiendo de la cantidad de exposición anterior a medios violentos. La activación cerebral en el grupo control tiene diferentes patrones según la exposición a las escenas violentas sea intensa o escasa. «Puede realmente haber una diferencia en la respuesta cerebral dependiendo de la magnitud de exposición violenta en vídeojuegos, películas y televisión,» explicó el Dr. Mathews.

El estudio incluyó, 19 adolescentes que seguían los criterios de diagnóstico para el desorden de la conducta (ODD) y 19 controles normales de edad comparable; ambos vieron clips de dos diferentes tipos de vídeojuegos.

La activación del cerebro se estudio comparativamente durante la exposición a un videojuego de carrera (entusiasmo sin violencia) y un vídeo juego de James Bond (violencia).
El Dr. Mathews sugirió que la fMRI puede eventualmente desempeñar un rol para medir los efectos del tratamiento psiquiátrico o psicológico de adolescentes agresivos. «El paso siguiente es evaluar el tratamiento para determinar si ha cambiado la manera de funcionar del cerebro. Puede ser que el cerebro se normalice después del tratamiento», dijo el Dr. Mathews.

DBD asociado a estructura irregular del lóbulo frontal

Resultados tempranos de otro estudio indican que existen diferencias biológicas entre los adolescentes con DBD y los controles normales.
29 sujetos -11de ellos con diagnostico de DBD y 18 controles normales de edad comparable, se sometieron a la resonancia magnética con tensor de difusión (DTI) para estudiar la integridad estructural de la sustancia blanca y las conexiones entre diversas partes del cerebro.
Los investigadores encontraron que los adolescentes con DBD tenían desarrollo anormal de la sustancia blanca de los lóbulos frontales
.
«Potencialmente, las diferencias estructurales que encontramos en los cerebros de los adolescentes con DBD podrían explicar sus problemas
del comportamiento. Ésto en parte puede explicar porqué vemos diferencias en la activación con fMRI y también diferencias de
comportamiento en la sociedad», dijo el Dr. Mathews.

Los co-autores de la presentación de la exposición violenta de los medios son Yang Wang, M.D., Mark J. Lowe, Ph.D., Joseph T. Lurito, M.D.,
Ph.D., Mario Dzemidzic, Ph.D., William G. Kronenberger, Ph.D., David Dunn, M.D., y Michael D. Phillips, M.D.
Los co-autores de la presentación de la estructura del lóbulo frontal son Tie -Qiang Li, Ph.D., Yang Wang, Ph.D., William G. Kronenberger,
Ph.D., y David Dunn, M.D.

Artículos relacionados

Encuesta de ciberseguridad de atención médica HIMSS 2021

Los incidentes de seguridad más importantes experimentados por todo tipo de organizaciones de atención médica suelen ser ataques de phishing o ataques de ransomware,...

Finlandia: el epicentro de la salud digital en Europa

Los datos ya han transformado múltiples sectores de la sociedad y tienen un gran potencial para mejorar el bienestar de las personas. La revolución...

7 características fundamentales que deben tener los sistemas RIS y PACS

Los adelantos en la tecnología han revolucionado de manera significativa nuestro mundo, y la radiología es una fiel exponente de ello. Hoy en día,...

¿Qué es la Ciberseguridad en Salud?

La ciberseguridad en el cuidado de la salud implica la protección de la información y los activos electrónicos contra el acceso, uso y divulgación...

Seguinos

2,319FansMe gusta
1,297SeguidoresSeguir

Más leidos